Marcos Álvarez: “Estamos intentando que el equipo se forme y se haga fuerte”

Alejandro González/ octubre 5, 2016/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

El preparador físico del Real Betis ha atendido esta mañana a los medios en rueda de prensa para analizar la situación de los jugadores lesionados de cara a la próxima jornada.

marcos_alvarez_3Estado físico del equipo: “La valoración de este momento en el que estamos es que hemos ido cumpliendo objetivos a nivel de trabajo y contenido para intentar que la formación del equipo sea lo antes posible. Dentro de estos siete partidos hemos tenido dos en los que no hemos actuado todo lo bien que nos hubiese gustado, pero en líneas generales tenemos mucha confianza en los jugadores y el trabajo que están haciendo. Confiamos en la capacidad que tienen de sufrir diariamente para luego exponerlo en el campo. Estamos comenzando, tenemos una plantilla con muchos jugadores nuevos y algunos extranjeros que tienen que adaptarse no solo a una nueva forma de entrenar o a una Liga nueva. Adaptarse a una vida nueva lleva su tiempo. Intentamos que a adapten y aclimaten lo más rápidamente posible. En ello estamos, intentando que el equipo se forme y se haga fuerte para conseguir los objetivos que el Club nos ha propuesto”.

Adaptación de los futbolistas extranjeros: “Gustavo Poyet lo explica claramente cuando sale en rueda de prensa. Desde el primer momento siempre ha habido un consenso con el director deportivo para formar un equipo que juegue a lo que el entrenador pretende. Poyet está de acuerdo y contento con los jugadores que se han traído. Hay que adaptarlos a todas las situaciones, estamos en un Club con mucha exigencia. Es complicado que toda la plantilla esté a un nivel óptimo durante todo el período, desde que comienza hasta que termina la competición. Hay que ajustar todo eso”.

Acumulación de partidos: “Es verdad que se ha acusado en momentos determinados en jugadores que no han llegado a recuperarse de golpes, contactos o fricciones. Ha habido dos o tres partidos en los que hemos tenido muchas oportunidades de conseguir la victoria. Eso hubiera supuesto un plus para el equipo a nivel de motivación y no lo hemos conseguido. Estos parones te dan tiempo para ajustar las cargas que hasta este momento no hemos podido hacer por la cantidad de partidos. Queremos ajustar a nivel táctico errores que se hayan cometido. Sí es verdad que tener tiempo entre un partido y otro te da margen para poder recuperar mucho mejor a los jugadores y afrontar los partidos de otra manera. El equipo estaba preparado y mentalizado para los partidos que hemos tenido en septiembre, había tres de mucha exigencia que eran fuera de casa y el equipo siempre ha tenido actitud de ir a por la victoria”.

¿Ha influido ese aspecto en algunas lesiones?: “Han llegado jugadores que vienen de ligas menores y de entrenar en sitios donde el clima es completamente distinto. Los campos suelen estar más duros por el tema del clima. Aquí los campos son difíciles de mantener a no ser que estén con una dureza superior a la que existe en el norte de Europa. Las lesiones de Sanabria y Mandi son más mecánicas que otra cosa, son exigencias propiciadas por el hecho de trabajar en terrenos relativamente duros y a niveles de trabajo distintos a los que estaban acostumbrados. En momentos determinados hay que tener cierta prudencia en estos tipos de trabajo. Sanabria y Mandi están saliendo ya de sus lesiones y esperemos que la próxima semana se unan al grupo. Están trabajando a una intensidad alta”.

Rubén Castro y Joaquín, a un gran nivel físico: “No supone sorpresa alguna porque son jugadores que desde el primer día están entrenando al 100%. Solemos dosificar en algunos tipos de trabajo, pero son los primeros que aportan no solo su veteranía sino sus ganas. Quieren estar en todos los entrenamientos y partidos, lo cual es un plus para ellos mismos y el equipo. Que rindan bien durante los 90 minutos de un partido es porque llevan un trabajo previo que les hace aguantar sin problemas”.

Sanabria: “El año pasado tuvo alguna rotura, terminó la temporada bien pero luego se fue a la Copa América y tuvo allí el problema en la rodilla. Ha habido un cúmulo de circunstancias que le ha hecho no fortalecer lo suficientemente bien la zona de la pelvis para afrontar una temporada exigente en todos los aspectos. Empezó con molestias, intentamos hacer con él trabajo específico y llegó un momento en el que se valoró la intervención quirúrgica. Luego se pensó que no era necesario haciendo un trabajo específico y sobre todo no precipitando su entrada al terreno de juego. Había que darle sus semanas y frenarle, ya que el futbolista es el primero que quiere regresar cuanto antes. Tenemos que darle los plazos a los fisioterapeutas y recuperadores para que fortalezcan la zona y que una vez que salga con el equipo lo haga al 100%”.

Posición de Rubén en la banda izquierda: “No le afecta. En todos los entrenamientos controlamos datos recogidos en gps que son válidos y fiables. El volumen que hace con respecto al resto de la plantilla durante el resto de la semana es menor, está consensuado con él y hablado con los veteranos. Con Joaquín ocurre igual. Las posiciones de Rubén Castro son de partido, se está creando un debate y habría que valorar que partiendo desde la banda ha hecho 20 finalizaciones en 7 partidos. Tendríamos que mirar las estadísticas y ver qué extremo tiene esos números. Todo esto hay que mirarlo más profundamente en el aspecto de que son situaciones por las que el entrenador opta mirando por el bien del equipo y en las que el jugador se siente cómodo. Es una manera de ubicar a los jugadores en posiciones en las que te pueden rendir y son buenas para el equipo. Lógicamente , Rubén no está defendiendo continuamente, ya que de lo que se trata es de hacer daño. Hay que valorar los matices, de si esa es su posición de partido, o si lo único que hace es llegar a línea de fondo y centrar. Pocos centros le he visto, aunque también lo haga muy bien”.

Cambios en Anoeta: “Poyet dijo que probablemente se equivocó. Son decisiones tácticas que se toman en momento determinados. El equipo no estaba llegando, no se trata de que no llegara y no hiciera gol. Lo necesitaba el equipo, el entrenador sabe lo que se ha estado trabajando durante toda la semana a nivel táctico y toma las decisiones en ese momento. Tampoco tienen la virtud de acertar siempre, hay momentos en los que se pueden equivocar. Eso no significa que Gustavo se equivocara o no. Si realiza el cambio y se mete gol, nadie estaría hablando de que Rubén fue cambiado. Siempre nos acordamos de los jugadores cuando se pierde y no están en el campo”.

Diálogos con los futbolistas: “Los hacemos continuamente. Diariamente los jugadores se parten la cabeza, el míster analiza los vídeos con ellos para hacerlos partícipes y que exista ese feedback que es muy bueno. Eso no significa que hables con los jugadores y con esa información hagas lo que los jugadores quieran, sino usarla para comprometerlos más en momentos determinados como dinámica de grupo. En este aspecto, la dinámica es fenomenal, hay mucha intensidad en los entrenamientos y trabajos muy coherentes de cara a lo que se quiere hacer en los partidos. No hay ninguna duda con el equipo, pongo la mano en el fuego de que el míster tendrá incluso menos”.

Dani Ceballos: “Hemos hecho subgrupos dentro de la plantilla con futbolistas que realizan trabajo más específico a nivel de musculatura. Luego es complicado, ya que cada jugador es un ser humano distinto. Hay jugadores que con un poco de trabajo en el gimnasio ya tienen una ganancia muscular importante y otros a los que por morfología y genética les cuesta mucho trabajo. Estamos intentando que todos los jugadores tengan una educación deportiva y entiendan que este tipo de trabajo ayuda y mejora su rendimiento. Ceballos tenía una descompensación muy grande del tema superior respecto al inferior. Necesita por su posición ganar muchos balones por choque y contacto. Esto se lo ha tomado de una manera muy profesional, echando incluso horas extras. Cuando encuentre su momento para jugar, se verá con toda la seguridad y confianza del mundo para que nos demuestre lo que todos pensamos que es, un gran futbolista”.

Donk: “Hablar de que esté al 100% es complicado, ya que puedes considerar que lo está y sin embargo hay momentos en los que no está totalmente adaptado al equipo a nivel de cuestiones tácticas. Es un jugador que en los últimos días ha tenido problemas a la hora de terminar las sesiones por un proceso gripal. No ha llegado a tener fiebre pero sí ha estado con ciertos problemas que le han impedido rendir al máximo estos días. Es un jugador al que todavía le falta adaptarse a nivel general. Tiene unas condiciones físicas muy buenas, pero no puedo decir que esté al 100%. A nivel físico tiene unas recuperaciones mucho mejores que cuando llegó, recupera antes y puede hacer esfuerzos repetidos con más continuidad. Rindió en los partidos que ha jugado, pero desgraciadamente solo pueden jugar once. Lo importante es que se vea la competencia y que el entrenador llegue un momento en el que dude por un jugador o por otro porque los ve competir muy bien”.

Deja un comentario