CRÓNICA| Real Betis 1-6 Real Madrid: Crimen y castigo

Nefasto partido del Real Betis ante un Real Madrid que solo tuvo que aprovechar los errores de los béticos para hacer una sonrojante goleada y dejar muy tocado el ánimo de Poyet

cu1vho_wyaaom3fAl término de la primera mitad el partido quedó visto para sentencia. De nada sirvió el himno a capela, el estadio lleno, los papelillos lanzados por la grada y la repetición hasta la saciedad en la televisión oficial del club de victorias frente a los blancos en épocas de Finidi y Jarni. De nada sirvió si a los 3 minutos, una faltaba botada por Kross la remata Varane con facilidad y hace el primero. Con el 0-1, el Real Madrid se dedicó a arroparse atrás y salir rápido. No le hizo falta insistir mucho, jugar al error del Betis es muy sencillo y eficaz. Pocos minutos después, un centro de Carvajal lo remata Cristiano solo en el segundo palo y por suerte se marchó alto. Lo que se veía venir era demasiado. Con un Betis impotente y un Real Madrid andando, pocos acercamientos a la portería de Keylor Navas que solo vio como se amrchaba alto un disparo de Rubén Castro, muy desaparecido. Jonas Martin y Petros fuero de lo poco que se salvó del Betis, que intentaron controlar el juego y la salida de balón.

Por desgracia, una mala decisión de Joaquín en la salida desde atrás, le hace perder la pelota y provocar que Isco deje solo a Benzemá dentro del área y bata a Adán. Después del segundo, pocas novedades. El Betis seguía intentando llegar a la portería contraria. Un disparo de Piccini que sale rozando la escuadra, un pase medido que no llega a Joaquín, otro disparo de Rubén Castro que lame el palo largo, pero el Madrid es el Madrid y sabe jugar sus cartas. En otra jugada, un disparo de Benzemá rebota en un defensa del Betis y le cae a Marcelo en clara posición de fuera de juego que marca solo. Tres cero y demasiado premio para los blancos.

Pero la cosa no acabó ahí. En un corner a favor del Betis, se toma el error de centrarlo en lugar de aguantar la posesión, y ya lo dice la máxima del futbol: “corner mal sacado, gol en contra” y así fue. Un contragolpe de manual, de esos que hacen escuela, acaba con Bale dando el pase de la muerte a Isco que marca sin portero. Ahí solo puedes hacer dos cosas: O mosquearte ante la pasividad bética o aplaudir.

En la segunda parte Poyet intentó algo de reacción. Metio en el campo el oficio de Cejudo y Zozulya, y pronto el Betis tuvo una clara ocasión. Un contragolpe de Rubén Castro que abre a Piccini y el italiano con problemas consigue centrar pero Joaquín remata muy bajo y la defensa saca la pelota. Luego, otra jugada rondando el área y Petros vuelve a ver al del Puerto, pero este no puede batir a Keylor y se marcha llorando fuera. Al final, la relajación blanca tuvo recompensa. Un fallo en la salida deja a Jonas Martin con la bola para que ceda a Cejudo y este marque en el mano a mano. A raíz del gol el Betis pareció despertar.

Pero poco duró la reacción. Con un ambiente tan frio en el Villamarín, los de Zidane volvieron a aprovecharse de una mala salida desde atrás para que Marcelo buscara a Cristiano en banda, su centro no lo remató Benzemá e Isco en el segundo paló, buscó ángulo y la clavó en la escuadra. Golazo del de Arroyo de la miel.

Entre sopor y sopor, dos paradones de Adán casi seguidos. Uno tras disparo a bocajarro de Cristiano, y otro ante Benzemá que voleó de primeras y Adán salvó de forma espectacular, Pero no pudo salvar la cabalgada de Cristiano, que tenía ganas de marcar, como siempre, y al final tuvo su premio tras una carrera sin oposición y falla ante Adán que solo pudo ver como subía el sexto al marcador.

Desde ahí, pocas cosas reseñables. El Madrid bajó la intesidad y dejó tocar y tocar al Betis sin más peligro alguno que alguna llegada de Joaquín y otras de Durmisi, hasta que el árbitro decretó el final del partido.

Deja un comentario