Poyet: “Los pitos me parecen normales. Si estoy en la grada hago lo mismo”

Una rueda de prensa que dio para mucho y en la que el mister no se escondió en ningún momento. Al llegar declaró que no era una persona que muriese con sus ideas, y hoy ha vuelto a dejarlo claro: “Algo tengo que cambiar. Seguro, si es sistema, jugadores, posicionamiento…ya lo verán más adelante, pero algo cambiaré seguro”.

Los pitos al equipo y al banquillo volvieron a aparecer y entre un sector de la afición llegó a entonarse el “Poyet, vete ya”. Ya en el primer partido de Liga se manifestó diciendo que los pitos le parecían excesivos, pero hoy no ha tenido reparos en reconocer que son totalmente comprensibles: “Me parece normal. Si estoy en la tribuna hago lo mismo. Así como contra el Depor estaba en desacuerdo, hoy les doy toda la razón. No vinieron para eso, no era lo que vimos. La gente estaba entusiasmada y no le brindamos nada. Que se metan conmigo realmente no gusta pero me preocupo más en solucionar los problemas del equipo”.

La palabra “final” aparecía en rueda de prensa y Poyet trataba de abordarla sin restarle importancia pero tratando de suavizarla al mismo tiempo, a la vez que aprovechaba para mandar un mensaje (el enésimo) al vestuario bético: “Para mi siempre el próximo partido es el más importante y si todo el mundo estuviera en los niveles de compromiso que tengo yo…el próximo partido es el último, es un buen mensaje. Yo jugaba los partidos como el último y como tal, ese último partido de mi vida, lo quería ganar. Ya veremos si los que están en el campo toman el mensaje de que puede ser su último partido y lo muestren como tal”.

Un Betis que no estuvo para nada ni para nadie ante el rival menos indicado, o algo parecido quería tratar de contarnos Gustavo Poyet: “Nos faltó calidad, nos faltó claridad. Después cuando pierdes un balón en una zona en que está prohibido perderla…pagas. Cuando juegas contra un equipo mediocre puedes permitirte el lujo de cometer un error, cuando juegas contra el Madrid no porque sabíamos que venían heridos y no les podías poner nada en bandeja porque lo iban a aprovechar y realmente se lo pusimos en bandeja”.

Dos cambios nada más empezar la segunda mitad y uno a mediados de la primera mitad. Poyet habla de la intención del cambio y de lo que buscaba con ello al mismo tiempo que reconocía el papel en el que ponía a los que salían: “Lo dije en el vestuario. A los tres que entraron les pido disculpa, no se merecían lo que se le vino encima, pero fueron hombres para aceptar la responsabilidad. Traté de organizar un poco y sin perder el balance, ganar otras cosas que nos podían dar”

Quince minutos de comparecencia del uruguayo que remataba, dejando claro de nuevo que no hay más responsables que él mismo: “El responsable soy yo. Después que cada uno analice las cosas como cada uno quiera pero partiendo de esa base. No creo que hoy hayamos perdido por no tener carácter, sería buscar un adjetivo demasiado simple”.

Deja un comentario