Poyet: “Me gusta la presión y vivo presionado”

El mister Gustavo Poyet comparecía hoy en la Sala de Prensa del Estadio Benito Villamarín en rueda de prensa previa al choque que mañana medirá al Betis contra Osasuna. Tras dos partidos desastrosos, era tiempo de ponerse frente a los medios y explicar muchas cosas. Poyet se muestra confiado en su trabajo y admite que, independientemente de lo que sucediese exteriormente, para él no cambió mucho la semana: “En cuanto al trabajo y a mi semana es la misma de siempre. Después de analizar lo del sábado, planteas la semana, analizas lo que vas a hacer y empiezas a trabajar igual. Evidentemente lo que pasa fuera es distinto. ¿Más difícil para mí en particular? Quizá replantearte cosas para no morir por ser caprichoso”.

Un Gustavo Poyet que se muestra valiente y que no se esconda. Puede con la presión y de hecho le gusta como así comentaba: “A mi me gusta la presión y vivo presionado. No voy a un partido pensando que tengo más o menos presión. Lo que no está en mis manos no lo puedo controlar. Trato de seguir con lo mio, cambiando cosas, ordenando, buscando soluciones…ahí es donde es distinta la semana. Si pierdes mucho tiempo en lo demás es que no crees en tí mismo, y en ese respecto yo me blindo al máximo sobre mí mismo, aprendiendo…aquí no dejas de aprender nunca”.

Sigue con el ideal de que el partido más importante es el siguiente y quita importancia a todo lo que no sea el siguiente partido, como así hizo en la comparecencia post partido frente al Madrid: “El partido más importante que tenemos es el de mañana. No me gusta plantearme más de ahí. Hay mucho después, esto sigue independientemente de lo que pase en las próximas semanas”.

Dudas sobre su figura, sobre la figura del entrenador. Así explicaba su visión el mister: “Sé cómo está montado todo en el fútbol y lo acepto de una manera tan natural, que no se pueden imaginar. Aquí lo normal es que el primero que pierda el trabajo es el entrenador, luego el director deportivo, luego el culpable es el presidente…yo no vengo a cambiar el fútbol, yo quiero, dentro de mi posición, demostrar que la gente entienda que damos el máximo, para eso tienes que trabajar y que se den los resultados. El tiempo te lo tienes que ganar, yo no lo pido, y evidentemente perdiendo como local no te da tiempo para nada”.

Una de las polémicas más encarnizadas de esta semana sin duda ha sido esos detalles de Musonda y Mandi, parándose a pedir camisetas y a saludar a Cristiano Ronaldo y Benzemá respectivamente. El mister es claro ante ese tema: “Soy un poco antiguo, yo no lo hubiera hecho. Después, estamos en otro mundo, en otra sociedad, con otros conocimientos, otras relaciones…es otro mundo, todo cambia. Cada uno sabe lo que hace y te tienes que hacer responsable de lo que haces”.

Se siente respaldado por el club complétamente y admite que tiene contacto directo y que hay comunicación fluida: “Tengo contacto directo con el club, somos honestos y claros y tenemos las cosas claras de dónde queremos ir. Estoy muy contento con lo que han dicho ellos, con lo que ha dicho Miguel. No cambian el proyecto que tienen en mente y que pensamos que es posible después de ocho jornada. Es parte del fútbol, a veces le damos un poco de dramatismo porque es noticia pero…Paco Jémez no está muerto ni el Granada descendido”.

Deja un comentario