Dos exbéticos, un sevillista y un fichaje frustrado

Alejandro González/ octubre 26, 2016/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

El morbo del regreso al Villamarín, de un derbi particular y de la que pudo ser tu casa.

Si hay algo que enfurezca más a una afición local es la vuelta a su estadio, a su casa, de un futbolista con pasado, verdiblanco en nuestro caso. Y más aún, si el que vuelve por estos lares ha jugado (y marcado) como visitante portando la camiseta del eterno rival. Todo ésto y más ocurrirá el próximo domingo a eso de las 17:45 horas cuando los jugadores del RCD Español salten a calentar al cesped del Benito Villamarín, pues dos exjugadores del Betis, un exsevillista y un posible fichaje veraniego militan en las filas del equipo catalán.

salva-sevillaEl jugador más sonado es Salva Sevilla, quién llegara al Real Betis en la temporada 2010 procedente de un Salamanca, que en paz descanse. Llegó siendo uno de los jugadores revelación de la Segunda División en el club castellanoleonés y se esperaba que en el Betis diera el salto de calidad que se le antojaba, cosa que cumplió a medias. Su intermitencia y su irregularidad no pagaban los buenos minutos que a veces daba sobre el cesped y que podían ganar partidos. Disputó 127 partidos anotando 21 goles, y en al temporada 2014 se marchú rumbo al Español.

leo_baptistao-betis-liga_bbva_mdsvid20140117_0116_17El otro exbético es Leo Baptistao. Llegó en el mercado invernal de la fatídica temporada de los 25 puntos y su rendimiento dejó mucho que desear, quizás contagiado por el hastío que se vivía por aquella época, pero no ayudó al equipo a pelear por la salvación, aunque en el recuerdo queda aquel gol en el Euroderbi del Sánchez Pizjuán. Tras dos cesiones más a Rayo Vallecano y Villarreal, parece haber encontrado acomodo en el Español, donde lleva 2 goles en 8 partidos.

Pero quizás quién crea más morbo es Jose Antonio Reyes, exsevillista donde los haya y cuya hipermotivación cuando se enfrenta al Betis es palpable, y seguramente sea de los eternos rivales más odiados por la parroquia bética. Llegó al Español en el mercado de verano y su aportación ha sido vital en algunos partidos, el equipo de Quique Sánchez Flores ha notado su baja en los últimos encuentros.

14715929461102Por otro lado está David López, jugador que el pasado verano estuvo a un paso de ser jugador del Betis. Estaba en Sevilla, esperando el ok de Betis y Nápoles, e incluso había pasado reconocimiento médico, pero en un golpe de locura de su presidente, cuando estaba todo acordado, el italiano pidió más dinero a lo que el Betis se negó cerrando toda negociación. El jugador, que había ya rechazado la oferta del Español para jugar de verdiblanco, tuvo que aceptar la de los periquitos para no volver a Nápoles.

Deja un comentario