Martín Palermo, un “loco” que pasó por Villarreal y Betis

El astro argentino Martín Palermo tuvo su fugaz carrera en España jugando tanto en Villarreal, quién lo fichó desde Argentina, como en el Real Betis.

Si hablamos de jugadores argentinos, uno de los que se nos vendrá a la mente es el de Martín Palermo, un jugador que apuntaba a grandes cosas tras su primera etapa en Boca Juniors, donde su mayor hito fue hacerle un doblete al Real Madrid en la final de la Copa Intercontinental en el año 2000. Anotó dos goles en cinco minutos, lo que a la postre le daría el torneo a los argentinos. Pero las lesiones también fueron protagonista en la carrera del 5º máximo goleador de la Primera División argentina con 245 goles.

p16Tras su éxito en la Copa Intercontinental, los clubes de europa empezaron a llamar a su puerta. Ni Chelsea, ni Nápoles, ni West Ham, sino que fue el Villarreal quién se lo llevara a la costa mediterranea por algo más de 10 millones de euros en el verano de la temporada 2000/1. Su primera año de amarillo fue bastante bueno, anotando 6 goles en 17 partidos con el submarino amarillo. A la temporada siguiente, arrancó con 3 goles en 5 partidos, un inicio prometedor que se truncó tras pasar varios partidos de sequía. Cuando volvió a anotar, fue en Copa del Rey ante la UD Levante, pero en la celebración se acercó a la grada con la mala suerte de que una vaya se venció por el peso de los aficionados cayendo en su pierna provocándole una doble fractura de tibia y peroné. Su aportación y nivel futbolístico bajó considerablemente y acabó la temporada con tan solo 5 goles. Tras la temporada siguiente donde solo anotó 8 goles entre Liga, Copa e Intertoto, el entrenador Benito Floro no dejó en lista de descartes, por lo que se desvinculó del Villarreal quedando sin equipo en verano, donde lo fichó el Real Betis,

palermo-betis-joaquin-boca-juniors-recoba-estadio-deportivoAl Real Betis de Lopera y Victor Fernández llegó un 21 de agosto de 2003, un día después de rescindir con el club amarillo, y tras cuatro fichajes anteriores, el club cerraba la plantilla con la llegada del delantero argentino. En su presentación aseguró estar muy feliz de llegar y que “el Betis es un grande y peleará por cosas importante, por entrar en la Copa de Europa”. En esa misma presentación, dijo que no se marcaba ninguna cifra de goles pero que quiería anotar muchos para ayudar al equipo. Solo marcó uno, en la jornada 3 en el ahora Villamarín en un empate a dos ante el RCD Espanyol, aunque hasta en eso tiene polémica Palermo, ya que el diario inglés The Guardian, en la crónica de un partido ante el Real Mallorca el 30 de noviembre de 2003 le da un gol a Palermo, mientras que otros díarios se lo dan al defensor mallorquinista Fernando Niño en propia puerta. Palermo disparó a puerta y el balón golpeó al defensa y acabó entrando, por lo que es muy probable que en las estadísticas oficiales se le diera el gol al argentino, como así recojió The Guardian.

Al final de la temporada, Martin Palermo se fue cedido al Deportivo Alavés en Segunda División donde no consiguió ascender a Primera. El Betis rescindió su contrato y volvió a Boca, donde con más madurez y experiencia futbolística, se convirtió en un ídilo y volvió a recuperar su futbol y convertirse en la leyenda que hoy es. Tras convertirse en el máximo goleador de la historia de Boca Juniors, Maradona lo convoca con 36 años para el último partido de la fase de clasificación del Mundial de Sudáfrica 2010, donde Argentina necesitaba ganar sí o sí a Perú para no quedarse fuera. Palermo entró en la segunda parte y anotó el gol de la victoria en la última jugada del partido. En Argentina lo llamaron “El Milagro de San Palermo”. En este mismo Mundial, anotó un gol ante Grecia en la fase de grupos, convirtiéndose en el debutante de más edad en marcar en un Mundial.

Como última curiosidad, su último gol en un Superclásico de Argentina antes de su retirada fue exáctamente igual que el primero que marcó: De cabeza tras centro desde la banda y por el mismo palo de la misma portería. Martín Palermo se retira en la temporada 2011 y se despidió de La Bombonera en un partido homenaje al que asistieron grandes estrellas del futbol argentino y el club le regaló una de las porterías del estadio, portería que se encuentra en un museo.

 

Deja un comentario