CRÓNICA | El Villarreal encañona a Poyet

José Andrés Carrasco Conde/ noviembre 6, 2016/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

Nueva derrota del Real Betis Balompié, esta vez, en El Madrigal por 2-0 ante el Villarreal con los goles de Manu Trigueros y Roberto Soriano. Una derrota que deja a Gustavo Poyet al borde del precipicio como entrenador del Betis.

Llegaba el Betis a El Madrigal con la necesidad de conseguir los tres puntos para alejar los fantasmas que nacieron en la derrota de la semana pasada contra el RCD Espanyol en el Benito Villamarín y la sorpresa de la suplencia, segunda consecutiva fuera de casa, de Rubén Castro.

Gran gol de Trigueros que hacía el primero del partido. Imagen: LaLiga.

Gran gol de Trigueros que hacía el primero del partido. Imagen: LaLiga.

Comenzó intenso el partido el equipo de Gustavo Poyet sin dejar jugar al conjunto amarillo con el balón y ahogando en la salida al equipo de Fran Escribá. Incluso en ocasiones se hacía dueño del balón el conjunto de las trece barras sin llegar a generar peligro sobre la meta defendida por Sergio Asenjo.

Así transcurrieron los primeros 20 minutos de partido hasta que la genialidad de Manu Trigueros puso las diferencias en el marcador con un disparo desde 30 metros dirigido a la escuadra derecha ante el que nada pudo hacer Antonio Adán. El jugador de Talavera de la Reina ponía así al Villarreal por delante en el marcador cuando las diferencias en cuanto al juego no se notaban en demasía.

El golazo de Trigueros animó al submarino amarillo a ir al ataque y prácticamente hasta el descanso no paró de acosar la portería de Antonio Adán obteniendo hasta en 8 ocasiones la posibilidad de crear peligro desde la esquina. La ocasión más clara la tuvo Victor Ruiz en sus botas enviando al larguero un centro al área. El Betis, maniatado, no tuvo otra opción que no fuera la de mantener su portería imbatida hasta la llegada del descanso y lo logró, en parte, a una buena actuación de sus centrales, en especial, de Aïssa Mandi, quizás el mejor del Betis en el día de hoy.

La segunda parte comenzó como la primera. Con un Betis renovado en ilusión, queriendo buscar el empate lo más pronto posible y luchando por mantener la posesión del balón aunque, una vez más, sin crear ocasiones de peligro. Fue entonces cuando llegó el segundo zarpazo del Villarreal, de manera idéntica al primero. Otro disparo desde fuera del área, esta vez más cercano y centrado, ponía el 2-0 en el marcador ante la estirada de Adán.

Roberto Soriano dispara para hacer el segundo gol del partido. Imagen: LaLiga.

Roberto Soriano dispara para hacer el segundo gol del partido. Imagen: LaLiga.

Quiso Poyet entonces revolucionar el partido haciendo un triple cambio dando entrada a Rubén Castro, Álex Alegría y Nahuel en detrimento de Sanabria, Felipe Gutiérrez y Joaquín. De poco sirvió ya que el Betis, plagado de apatía y desilusión, solo visionaba cómo el conjunto local buscaba el tercer gol del partido con las mismas ganas que le faltaban al equipo de Gustavo Poyet. Castillejo y Bakambu gozaron de las mejores opciones sin éxito.

De ahí hasta el final del partido, un apático Betis solo se limitaba a esperar destellos de Piccini o Nahuel en ataque para tener opciones de acortar distancias en el marcador con tan poca intensidad que en ningún momento logró intimidar la portería de Asenjo.

Una derrota que deja al Betis con 11 puntos a tan solo 2 del descenso a la espera de recibir a la UD Las Palmas en el Benito Villamarín en el que será su próximo compromiso liguero tras el parón por selecciones que se avecina. Un parón que Poyet deberá vivir temblando en la cuerda floja viendo más cerca que nunca peligrar su puesto como entrenador del Real Betis Balompié.

Imagen portada: LaLiga.

Deja un comentario