Fin de la era Poyet

OndaBetica/ noviembre 12, 2016/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

Esta madrugada era anunciada de manera oficial, la destitución de Gustavo Poyet como entrenador de la primera plantilla del Real Betis Balompié. Pasada la medianoche, el equipo ha comunicado vía redes sociales el fin de la etapa del uruguayo y el comienzo del ciclo de Víctor Sánchez del Amo. Como ya nos tiene acostumbrados el director deportivo Miguel Torrecilla, el Madrileño era el tapado y su nombre no salió a la palestra hasta bien entrada la tarde de ayer. La etapa del uruguayo Gustavo Poyet, no ha sido un periodo fructífero para ninguna de las partes. El cese de un técnico, viene precedido de una serie de malos resultados y de un mal juego que ha sido la norma habitual en los partidos del Real Betis en la presente temporada 2016/2017.

Petros y A. Marinez pelean un balón con Bakambu el pasado domingo

Petros y A. Marinez pelean un balón con Bakambu el pasado domingo vía Estadio Deportivo

Desde que fuera anunciado como técnico del plantel verdiblanco allá por mayo del presente año, Gustavo Poyet no ha dado muestras en ningún momento de ser capaz de hacerse con las riendas de un equipo que, en tres meses de campeonato, no ha conseguido jugar un fútbol vistoso. Poyet era un técnico cargado de ilusión y ganas por hacerlo bien, y este anhelo fue transmitido al bético desde el primer momento de la pretemporada. El charrúa abogaba por un futbol vistoso y combinativo, por ejercer una fuerte presión en la salida del rival, por un juego ofensivo que fuese capaz de situar al Betis en las posiciones mas altas de la clasificación. Sin embargo, los planes iniciales pronto quedaron en papel mojado; un mal juego y un sin fin de batallas contra afición, árbitros y medios, eran la crónica de una muerte anunciada.

Ya por aquellos partidos de preparación en los que el Betis tenía un nivel de exigencia mayor por enfrentarse a un rival de más alta categoría, el equipo de Poyet, no fue capaz de demostrar el patrón de juego que el técnico había dibujado en rueda de prensa. Comenzó la temporada, y el uruguayo no fue capaz de dar con la tecla y alinear a unos jugadores que rápidamente convencieran y se asentaran en el once titular.

Tres meses de competición más tarde, el uruguayo Gustavo Poyet es destituido como entrenador del Real Betis Balompié. Habiendo conseguido 11 puntos en 11 jornadas, el uruguayo ha sido capaz de obtener la victoria en tres ocasiones (Valencia, Málaga y Osasuna), dos veces consiguió el empate, (Deportivo y Granada) y seis veces la derrota (Barcelona, Sevilla, Real Sociedad, Real Madrid, Espanyol y Villarreal). Además, en estos once partidos, el Betis de Poyet ha encajado un total de 22 goles, que lo convierten en uno de los equipos mas goleados del campeonato, y ha perforado la portería rival en once ocasiones. Con 3 puntos de los últimos 15 posibles, la destitución de Poyet viene como consecuencia de unos pobrísimos resultados y un patrón de juego que no acababa de aparecer. Quizás, de la sensación de que un proyecto deportivo necesita de tiempo para arrancar y que a Poyet, no se le dio el que el necesitaba para poner en marcha su maquinaria. Sin embargo, el fútbol de hoy, exige que los resultados lleguen pronto, o que al menos, el equipo de ciertas muestras de que va a echar a andar. El Betis de Poyet pocas veces o nunca las dio.

Victor Sánchez del Amo dando instrucciones desde la banda vía TercerEquipo

Victor Sánchez del Amo dando instrucciones desde la banda vía TercerEquipo

Con el ex entrenador de RC Deportivo de la Coruña y Olimpiacos, Victor Sánchez del Amo, el Betis busca alcanzar la estabilidad deportiva que tanto anhela, así como situarse entre los 10 primeros puestos de la clasificación, situación que ya por el mes de julio cuando comenzó la temporada, se fijó como objetivo prioritario, y que solo ha sido capaz de cumplirse en una jornada con Gustavo Poyet al frente del plantel bético. Desearle mucha suerte al nuevo entrenador y saber que su suerte será la de todo el beticismo.

Foto de portada vía Diario Marca

Deja un comentario