OPINIÓN| Con trabajo por delante

El nuevo mister del Real Betis Balompié tiene trabajo por delante, aunque de momento ha comenzado con mejor pie que su predecesor. En sus primeras palabras ya se ha metido en el bolsillo a los dos valedores del equipo al que comenzará a entrenar desde mañana mismo: A saber, la afición y Rubén Castro. Victor Sánchez del Amo no es tonto, sabe que si los que empujan desde la grada y el máximo goleador de la historia del club están en sintonía, el objetivo de quedar por encima del décimo puesto puede llegar a ser hasta sencillo.

cxbkn4lwgaayiktEn sus primeras palabras como entrenador del Real Betis ya anduvo listo. “Quiero hacer disfrutar a una de las aficiones más grandes del mundo”. Eso es lo que se llama regalar los oidos a la que no quieres que te eche a los leones a los cuatro o cinco partidos, contar con los que tienen la sartén por el mango. Primer paso del madrileño en el Betis, y paso muy inteligente.

El segundo fue arropar al que te da los goles. Rubén Castro, excompañero de Víctor en el Deportivo de la Coruña y ahora codo con codo como entrenador y goleador. Contar para la causa con el canario es imprescindible, dejarlo fuera es una temeridad y una condena. No tiene sustituto, ni hay nadie como él, y dejarlo fuera de la batalla es una locura.

Lo primero que se va a encontrar Víctor va a ser un partido el próximo viernes. Con apenas cuatro entrenamientos, el madrileño se verá las caras con el Benito Villamarín demasiado pronto, y ante él, una UD Las Palmas que sabe jugar al futbol, pero que también sabe lo que es perder en tierras sevillanas. Ya lo hizo en las primeras jornadas de Liga ante el Sevilla FC y la temporada pasada cayó en el Villamarín por 0-1 con un gol tardío de Van Wolfswinkel, que certificó de manera matemática la salvación.

Otro punto importante en el trabajo de Víctor será el de darle una identidad al juego del equipo. Carácter. Tiene jugadores para ello, solo le falta saber ponerlo sobre el papel. Con uno de los mejores centros del campo de la Liga, encontrarle acomodo a alguién tan vital como Dani Ceballos será una prioridad para él. Por otro lado, evitar la sangría de goles y ser un equipo fiable en defensa. Mimbres tiene. Mandi y Pezzella pueden llegar a ser centrales de nombre, Durmisi está 100% recuperado, y Piccini está perdiendo fuelle en el equipo, pero Rafa Navarro es el futuro.

En defeinitiva, todo lo que no sea parecerse a Gustavo Poyet será un éxito para Víctor Sánchez del Amo. La sala de prensa, hasta hace muy poco, era un incendio día tras día, con declaraciones que, con razón o sin ella, alimentaban debates en radios, televisiones y redes sociales. La paz institucional entre afición-club y prensa es fundamental para los intereses deportivos del Real Betis, que no puede verse inmerso en guerras fuerade la práctica del futbol.

Víctor Sánchez del Amo tiene tarea, una tarea que el tiempo dirá como le fue. Mientras tanto, todos con él.

Deja un comentario