Suerte dispar para VSdA en sus enfrentamientos como técnico ante Las Palmas

En su hasta ahora corta carrera como entrenador, Víctor Sánchez del Amo se ha enfrentado dos veces contra la Unión Deportiva Las Palmas. Ambas fueron durante la temporada pasada y como técnico del Deportivo de la Coruña. Los resultados, eso sí, fueron muy diferentes, al igual que las situaciones que atravesaba el equipo en cada momento.

En la jornada 13, el conjunto coruñés recalaba en la isla de Gran Canaria tras haber ganado en Riazor el derbi gallego con cierta solvencia al Celta de Vigo, el eterno rival. Era la primera vez que iba a medirse ante Las Palmas en Primera División desde la temporada 2001/2002, pues los dos enfrentamientos que habían protagonizado en las Islas Canarias desde entonces fueron en la categoría de Plata -en las temporadas 2011/2012 y 2013/2014-.

El Deportivo llegaba como uno de los equipos revelación de la temporada. Marchaba en octava posición, con 18 puntos y a solo uno de los puestos que daban acceso a disputar competición europea la siguiente temporada. Además, Lucas Pérez se había destapado como un gran goleador, sumando ocho goles en los doce primeros partidos. Por otra parte, solo había dejado de puntuar en dos encuentros: uno, en casa, frente al Sporting, que se saldó con un 2-3 para los asturianos; y otro, en La Rosaleda, estadio en el que cayeron 2-0 frente al Málaga. Además, había conseguido sacar un punto en Mestalla, así como al Atlético y al Athletic en Riazor.

El transcurso del partido reflejó, y de qué manera, el buen estado de forma del que venía haciendo gala el cuadro gallego. Y no tardaría mucho en adelantarse en el marcador. Corría el minuto 19 de partido cuando David Simón introdujo el balón en su propia portería al tratar de cortar un centro de Lucas Pérez a Cani. La sentencia llegaría al borde del descuento, con el equipo canario volcado en ataque. Un contraataque ejecutado a la perfección por Fayçal Fajr acabó en gol de Lucas Pérez, poniendo el 0-2 en el marcador, que solo tuvo que empujar el balón a puerta vacía. Todo iba a pedir de boca para el técnico madrileño, cuyo equipo se había ganado con total merecimiento el lujo de soñar con acabar en posiciones europeas, recordando a aquel EuroDepor de finales de los 90 y los primeros años del nuevo milenio.

Sin embargo, las cosas empezaron a torcerse en La Coruña. El equipo estaba protagonizando una segunda vuelta que nada tenía que ver con la primera. Solo había ganado un partido -en casa, frente al colista Levante y con un gol en propia puerta del cuadro granota en los últimos compases del encuentro- y el fantasma del descenso parecía acercarse. Además, su rival percibía una racha completamente opuesta. Los de Quique Setién estaban en su mejor momento de la temporada, en plena escalada hacia los puestos tranquilos de la clasificación. Tras una primera parte sin goles, Lucas Pérez adelantó a los suyos al inicio del segundo período al recibir un balón largo de Fernando Navarro y colocarlo al lado derecho de la portería defendida por Javi Varas. Sin embargo, la Unión Deportiva Las Palmas no tardaría en reaccionar y primero Araujo, tras una asistencia excepcional del exbético Momo, y posteriormente David García, al recibir una dejada de Aythami, previo centro de El Zhar, dieron la vuelta al encuentro. Finalmente, en tiempo ya de descuento, y con el Deportivo tratando de buscar el empate a la desesperada, un pase de El Zhar acabó en los pies de Araujo, quien sin oposición alguna firmó el 1-3 definitivo y el segundo tanto para su cuenta personal en aquel partido.

Dos partidos, una victoria y una derrota. Curioso si se tiene en cuenta que el equipo de Víctor Sánchez del Amo alcanzó la cifra de dieciocho empates la pasada temporada, siendo Las Palmas el único equipo -junto a Espanyol, Real Madrid y Villarreal- con el que no firmó las tablas en ninguno de los dos enfrentamientos ligueros.

Deja un comentario