ANÁLISIS | En Ipurua mejor repetir once.. ¿o no?

OndaBetica/ noviembre 23, 2016/ Primer equipo/ 0 comments

Con la llegada de Víctor Sánchez del Amo a la disciplina del Real Betis, la esperanza volvía a la parroquia verdiblanca tras el desastre que ha supuesto Gustavo Poyet en las diez primeras jornadas. Y es que el ex-entrenador del Deportivo de la Coruña era la opción que más gustaba -o que a priori menos mala parecía- de la lista de sustitutos del técnico uruguayo.

El nuevo míster cogió el equipo un lunes y preparó a conciencia su debut en el Villamarín sólo 4 días más tarde. El hueso que tenía Víctor delante no era nada fácil dado a que Las Palmas era la revelación de la temporada. El conjunto canario llevaba 4 victorias, 4 empates y 3 derrotas antes de visitar el Villamarín mientras que el Betis se presentó con 3 victorias, 2 empates y 6 derrotas. Sobre el papel, los visitantes tenían las de llevarse el partido por cómo venían jugando pero entonces apareció Víctor Sánchez del Amo. El entrenador madrileño sorprendió con un once muy inusual en el Real Betis y con alguna que otra sorpresa. La carta de presentación de Víctor fue un 5-3-2. En un principio con Bruno, Pezzella y Mandi en defensa, Piccini y Álex como carrileros y por delante Petros y Donk, lo primero que piensa uno es que será un equipo muy encerrado y saldrá a la contra con Ceballos, Joaquín y Rubén Castro. Pues fue todo lo contrario.

Los 5 de atrás estuvieron bastante bien en todas las facetas. A Alex Martínez le falta subir más al ataque pero en defensa anuló a Kevin Prince Boateng a la perfección. Piccini, objeto de críticas durante toda la temporada, estuvo casi perfecto tanto en ataque como en defensa y es que lo de carrilero se le da muy bien. Bruno y Mandi tuvieron el premio del gol además de estar sólidos atrás y conceder muy pocas ocasiones.

En la línea de medios, la entrada de Donk liberó a Petros y Dani para que entre los dos sacaran el balón cuando el Betis salía a la carga y permitió que el brasileño ayudara a hacer una presión alta cuando atacaba Las Palmas. Que Petros tapara la primera línea de pase, ahogaba la salida de balón de Las Palmas, que no estuvo cómoda en ningún momento del partido. Donk también cuajó una gran actuación recuperando y cubriendo la espalda de Petros. Por otro lado, Dani Ceballos intercambiaba su posición con Petros; si el Betis defendía el más adelantado era Petros, pero en cambio cuando se atacaba, era Ceballos el que se unía a Joaquín y Rubén.

donk

Donk fue uno de los mejores ante Las Palmas. Imagen: LaLiga

 

Arriba, con Joaquín y Rubén solos no se podía salir con velocidad pero sí que aguantaban bien y esperaban las incorporaciones de Ceballos o Petros. El canario no participó mucho en el juego pero se vació a la hora de presionar arriba. Por su parte, Joaquín llevaba la voz cantante y su entrega hacía que todo el equipo se moviera como un bloque unido y casi sin fisuras.

Tras este análisis de todas las parcelas ante Las Palmas, la pregunta que nos hacemos es ‘y ante el Eibar, ¿qué?’ Para responder esta cuestión hay que tener algo en cuenta y es que las dimensiones de Ipurua son 103×65 y las del Benito Villamarín 107×64. Lo que significa que no hay tanto espacio para maniobrar como en el feudo verdiblanco. De hecho, Álex Martínez ha dicho hoy en rueda de prensa que visitan un campo pequeño donde el balón parado será lo más importante.  Alguna vez habremos escuchado o dicho lo de “si algo funciona, mejor no tocarlo”, pero ¿repetir once sería buena opción? Interesante encrucijada la que le espera a Víctor esta semana porque el terreno de juego es clave para decidir qué hacer y a qué jugadores poner.  Alex no estuvo mal, pero Riza Durmisi ha demostrado ser de los mejores fichajes y tiene más ataque que el canterano, Ceballos parece que le puede ganar la tostada a Felipe.. Si como ha dicho Alex Martínez, el balón parado es importante, ¿habrá oportunidad para la altura de Alex Alegría?.. El encaje de piezas de Víctor Sánchez del Amo puede volver a sorprender en Eibar porque Víctor hace los equipos en función del rival.  Así pues, hasta el viernes no saldremos de dudas, pero sí podemos esperar un equipo que salga con ganas y a pelear ante un Eibar que como local solo ha concedido una derrota (2-3 frente a Osasuna).

 

Deja un comentario