El fichaje de Poyet por el Shanghai Shenhua será del agrado para todos

El sorprendente fichaje de Gustavo Poyet por el Shanghai Shenhua ha traído consigo una buena noticia para el conjunto verdiblanco en tanto en cuanto éste se ahorrará una gran parte del finiquito del técnico uruguayo, así como los de sus ayudantes -Mauricio Taricco, Charlie Oatway y Andy Beasley-, que le acompañarán en su aventura por la Superliga de la República Popular de China.

Y es que cuando Poyet firmó para entrenar al Betis el pasado mes de mayo, se acordó, en una de las cláusulas correspondientes a su contrato, que en caso de destitución solo percibiría ingresos provenientes de las arcas heliopolitanas hasta que encontrase un nuevo equipo.

Afortunadamente, el charrúa apenas ha permanecido unas tres semanas en paro desde que el 11 de noviembre se diese a conocer su destitución. El Shanghai Shenhua ha ido a buscarle una vez que Gregorio Manzano ha abandonado el club chino y ha retornado a España. Y esto, tanto para él como para el Betis ha sido recibido con buenos ojos, pues permitirá de una mejor forma al cuadro de las trece barras afrontar los pagos a Víctor Sánchez del Amo y su cuerpo técnico.

Miguel Torrecilla ha tenido palabras para Gustavo Poyet en la rueda de prensa que prometió en septiembre para analizar el primer tercio de competición doméstica y que ha tenido lugar esta mañana. En torno a esto, ha declarado que “Poyet se comprometió a recibir una menor cantidad de dinero del Betis en caso de que se le destituyera y encontrase equipo, y es un gesto que debemos agradecer”.

Deja un comentario