Máxima igualdad entre Betis y Athletic en sus últimos enfrentamientos en el Villamarín

Miguel Cristino/ diciembre 7, 2016/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

Desde que comenzase el siglo XXI, el Athletic Club de Bilbao ha visitado en Liga el Benito Villamarín hasta un total de doce veces. Solo dejó de hacerlo en cuatro ocasiones, todas ellas como consecuencia de que el cuadro verdiblanco se encontraba en Segunda División.

Pese a que en estos dieciséis años los bilbaínos han finalizado, en la mayoría de las ocasiones, en una posición más alta que los de Heliópolis tras la disputa de los 38 partidos que componen la competición doméstica de la máxima categoría del fútbol español, los duelos particulares entre ambos equipos arrojan una estadística bien distinta. Y es que en éstos no ha quedado patente la superioridad que sí se ha reflejado en la tabla clasificatoria, pues el feudo verdiblanco ha sido testigo de cuatro victorias de cada equipo, así como de otros tantos en los que ninguno hizo más goles que el rival. El resultado más repetido en esta docena de partidos ha sido el 1-1; de hecho, los cuatro empates entre Betis y Athletic finalizaron con aquél en el marcador.

El primero de éstos fue en la temporada 2001/2002, esa en la que el Betis acabaría en sexta posición de la mano de Juande Ramos. Quizás los verdiblancos mereciesen más en aquel encuentro, pero lo cierto es que no fueron capaces de llevarse los tres puntos. Fran Yeste adelantaría a los suyos en el tercer minuto de partido tras una jugada embarullada, quizás la única de peligro de los de Jupp Heynckes en toda la primera parte. Sin embargo, el Betis no tardaría en reaccionar y pasado el cuarto de hora lograría empatar por medio de Dani, quien aprovechaba una indecisión de la defensa bilbaína. Desde entonces, el cuadro de las trece barras se lanzaría a por la victoria, mostrando mucha más ambición que su rival, que apenas crearía alguna ocasión en la segunda parte, dando muestras de que el empate le era válido. Al Betis no le bastaría con el gran partido realizado por un jovencísimo Joaquín Sánchez, y acabaría conformándose con un punto.

Dos años más tarde, hacia el curso 2003/2004, el Athletic visitaba el por entonces Manuel Ruiz de Lopera en la jornada 6 de campeonato encontrándose un punto por debajo de los heliopolitanos, en aquel momento entrenados por Víctor Fernández. De nuevo los leones se ponían por delante en el marcador, esta vez por medio de Tiko. El centrocampista navarro aprovechaba un error de Fernando Varela en los primeros compases del segundo período para convertir el 0-1 en favor de su equipo. Los minutos restantes fueron un acoso y derribo del conjunto verdiblanco; enfrente, un Athletic que conservaba muy bien su mínima ventaja. Sin embargo, en el último minuto Assunçao cazaba un balón desde fuera del área ante el que poco pudo hacer Aranzubía, poniendo de esta forma el empate definitivo.

Para el siguiente empate entre andaluces y vascos en Liga habría que esperar a los últimos encuentros de la temporada 2005/2006. Corría la jornada 35 y ambos luchaban por eludir el descenso a la categoría de Plata, si bien es cierto que los de Serra Ferrer tenían un mayor colchón. Fue un choque muy disputado, con alternativas para los dos equipos, que acabarían dando por bueno el reparto de puntos a medida que se acercaba el final del encuentro, timoratos ante la posibilidad de perder el punto al tratar de buscar la victoria. En esta ocasión, y a diferencia de las dos anteriores, fue el Betis el que se puso por delante en el mercador. En el minuto 25, justo cuando más merecía el Athletic, un centro de Edú sería rematado por Robert con la cabeza, aunque no exento de polémica pues se reclamó que el balón no llegó a traspasar la línea de forma completa. Ya en el ecuador de la segunda mitad, los de Javier Clemente se hacían con el empate por medio de Lacruz, aprovechando un balón rechazado por Toni Doblas.

El último de los empates que se firmó en el Villamarín entre estos dos conjuntos fue en la jornada 20 del curso 2012/2013, el último en el que el cuadro verdiblanco acabaría en puestos europeos. El partido comenzó de la mejor forma posible: Rubén Castro adelantaba al Betis en el minuto 2 y de penalti, algo que se venía echando de menos por aquellas fechas. Los de Heliópolis no disfrutaban de una pena máxima a favor desde hacía año y medio, en aquel famoso 4-3 frente al Zaragoza que les situó como líderes de Primera División. Los bilbaínos, dirigidos por Marcelo Bielsa, no se arrugaron y encontraron el gol antes del descanso gracias a una excepcional vaselina de Aduriz, que recibió una asistencia no menos buena de Ander Herrera. En la segunda parte, los leones hicieron más méritos para llevarse los tres puntos, pero se toparon con un gran Adrián. Sus intervenciones evitaron la derrota en un enfrentamiento en el que, por otra parte, Ayza Gámez obviaría una clara mano de Ander Herrera dentro del área.

Los ocho duelos restantes, tal y como se ha descrito en líneas superiores, cuentan cuatro victorias de cada equipo. La primera que logró el Betis fue en la duodécima jornada de la temporada 2002/2003. Un equipo que soñaba con acabar en puestos Champions se haría con la victoria merced a un libre directo de Assunçao a falta de quince minutos para la conclusión del choque. Antes, Larrazábal había marrado un penalti que, de haberlo convertido, bien podría haber cambiado el devenir del mismo. No tardaría mucho en llegar la siguiente victoria en casa de los verdiblancos frente al Athletic. Sería en la jornada 4 del curso 2004/2005. El Betis, que por entonces rondaba los puestos de descenso y que acabaría el año en cuarta posición y proclamándose campeón de la Copa del Rey, se anotaría el primer triunfo de la temporada. Para ello, tuvo que adelantarse dos veces en el marcador; una, en la primera parte, por medio de Juanito, tras varios rechaces, y otras, gracias al oportunismo de Fernando, quien hacía de cabeza el 2-1 definitivo aprovechando un buen centro de Joaquín ya en el segundo tiempo. Urzaiz hizo el empate momentáneo una jugada después del gol de Juanito, al recibir un pase de Ezquerro.

Nuevamente, habría que esperar dos temporadas para ver al Betis ganando al Athletic. Quizás, ésta sería en la que lo haría con mayor solvencia y superioridad. Era la segunda jornada de la 2006/2007 y el Betis se imponía 3-0 a su rival. Hacia el minuto 20, Juanito volvía a encargarse de abrir la lata en una jugada embarullada. Con el Athletic buscando la igualada, una jugada para el recuerdo de ‘Tati’ Maldonado acabaría en las botas de Edú, que solo tuvo que empujar el balón al fondo de las mallas. El tercer gol corrió a cuenta de un recién entrado al campo Capi, quien batiría a Aranzubía al interceptar un pase de Edú. El último triunfo hasta la fecha de los verdiblancos en la competición liguera fue en el curso 2011/2012, pues posteriormente lo harían también en Copa. En la temporada del retorno a Primera División tras el descenso de 2009, los verdiblancos se harían con los tres puntos gracias a los goles de Rubén Castro y de Nélson. Primero el canario, con un tiro cruzado, y luego el caboverdiano, en tiempo de descuento, con un fuerte disparo desde la frontal del área, hicieron inútil el tanto de Javi Martínez, que acabó siendo expulsado y había empatado el partido al rematar de cabeza un córner botado por Susaeta.

En cuanto a las victorias del Athletic en el coliseo verdiblanco en el siglo actual, cabe destacar que la primera de ellas se haría de rogar. Fue en la 2007/08, en un encuentro que siempre se recordará por la botella que impactó en Armando y que derivó en la suspensión del mismo cuando aún restaban veinte minutos, así como en la clausura del estadio durante un partido. Los de Joaquín Caparrós se adelantaron gracias a un gol de Yeste, que pronto sería neutralizado por el chileno Mark González, al cazar un rechace dentro del área. En la segunda parte, un penalti cometido por Juanito permitiría al Athletic hacer el 1-2, siendo David López el encargado de lanzar la pena máxima. El Betis se iba de vacío en un partido en el que mereció mucho más y el Athletic, en cambio, ponía así fin a nueve años sin ganar en Heliópolis, desde que en la temporada 1998/99 lo hiciera por 1-4. Para su siguiente victoria en el Benito Villamarín solo tendría que esperar al siguiente año de competición deportiva. De nuevo por la mínima, aunque en esta ocasión solo le hizo falta un gol. Un error de Casto al filo del descanso permitió a Javi Martínez poner el 0-1 en el marcador y al Athletic llevarse los tres puntos en un encuentro en el que el Betis concedió una imagen muy gris.

Las últimas dos victorias rojiblancas en el Villamarín han sido en los dos últimos enfrentamientos que los dos equipos han disputado, aunque las formas fueron muy diferentes. En la 2013/2014, los bilbaínos se llevaron el gato al agua en un partido que estuvo marcado por las controvertidas decisiones de Gil Manzano. Con el 0-0, dejó de señalar un penalti de Balenziaga sobre Rubén Castro, quien además fue amonestado al interpretarse que había simulado la infracción. En la siguiente jugada, Perquis derribaría a Kike Sola fuera del área, aunque Gil Manzano señalaría el punto de penalti. Muniaín hacía el 0-1 y el franco-polaco veía su segunda cartulina amarilla. En la segunda parte, un córner acabó en los pies de Rubén Castro, cuyo disparo lo desviaría el mismo Balenziaga con el brazo por la línea de fondo. Gil Manzano no entendió la infracción como penalti y señaló el saque de esquina. Además, Lolo Reyes sería también expulsado por doble amarilla y el Athletic sentenciaría el partido con un cabezazo de Guillermo, que ponía el 0-2 definitivo. Un excesivo e inmerecido castigo para un Betis herido de muerte que cada vez veía la Segunda División más cerca. La temporada pasada, en cambio, el Athletic venció con total merecimiento. Los leones se adelantaron en el marcador y al descanso ya ganaban por dos goles de ventaja, ambos de Iñaki Williams. En el segundo período, Rubén Castro acortaría distancias merced a un penalti cometido por el propio delantero de ascendencia liberiana y, finalmente, a falta de tres minutos, Raúl García marcaba el 1-3 con un zurdazo desde fuera del área.

La estadística de los enfrentamientos entre ambos hace presagiar un partido disputado entre dos equipos que hoy día luchan por objetivos diferentes. Cabe esperar al domingo para ver si el Betis se reencuentra con la victoria tras el último empate ante el Real Club Celta de Vigo. No será tarea fácil, pues tendrá que hacer frente a la baja de Petros, quien se encuentra sancionado al haber visto la roja ante el conjunto gallego.

Deja un comentario