9 de diciembre de 1934: Aquel año en el que acabaríamos campeones

El 9 de diciembre de 1934 un Betis entrenado por Patrick O’Connell recibía en el antiguo Campo del Patronato Obrero al Fútbol Club Barcelona. Era la jornada 2 de liga de la temporada 1934/35 y los heliopolitanos recibían al conjunto azulgrana con el objetivo de sumar la segunda victoria de forma consecutiva. Antes, en la primera jornada habían vencido 0-1 a un por entonces denominado Madrid Club de Fútbol, sin corona en su escudo por la proclamación de la Segunda República, merced a un gol de Rancel superado el minuto 10 de partido. El Barcelona, por su parte, se había impuesto 4-0 al Arenas Club de Getxo.

Así pues, ambos llegaban al choque con 2 puntos en el casillero -no se otorgaron tres puntos por triunfo en España hasta el curso 1995/96- y tanto andaluces como catalanes buscarían otra victoria que les situase en la parte alta de la tabla.

El partido, marcado por la lluvia, se desarrolló de forma pareja y hacia el minuto 38 Raich adelantaría a los culés, logrando superar a Urquiaga. Sin embargo, no le duraría mucho la alegría al Barcelona. Y es que tan solo un minuto después, Rancel igualaba la contienda, sumando de este modo su segundo gol en la competición doméstica.

Con el reparto de puntos finalizarían los primeros cuarenta y cinco minutos, aunque tampoco se mantendría esta situación en demasía. En torno al minuto 53, cuando tan solo se habían disputado ocho minutos del segundo período, un tiro cruzado de Pedro González “Timimi” ante el que nada pudo hacer Nogués daba la vuelta al partido, haciendo de esta forma el 2-1 que ya sería definitivo. Y no sería fácil mantener el resultado, pues los verdiblancos tuvieron que sobreponerse a la lesión de Larrinoa -en aquella época no estaban permitidas las sustituciones- y a la expulsión de Gómez, que dejaron al equipo con nueve jugadores.

El Betis no acusó la inferioridad numérica y se apuntó el segundo triunfo de la temporada, ascendiendo hasta la segunda plaza. Tan solo era superado en diferencia de goles por el Athletic de Bilbao, quien había ganado sus encuentros con mayor holgura. Sería, además, la última fecha en la que los helipolitanos no comandarían la Primera División del fútbol español. A partir de la tercera jornada se encaramarían en lo más alto de la tabla clasificatoria y no dejarían de hacerlo hasta el término de la competición. De este modo, el Betis se convertiría en el cuarto equipo en ganar el título de Liga tras Barcelona, Madrid y Athletic.

Fuentes: Manquepierda y LaLiga.

Deja un comentario