CRÓNICA| Alavés 1-0 Real Betis: Abonado a sufrir

Una vez más, el Betis pierde la ocasión de engarzar dos victorias seguidas. Esta vez ante un Alavés que demostró tener las ideas más claras que un Betis muy perdido sobre el campo.

El Betis de Víctor Sánchez del Amo tiene virtudes, pero también grandes defectos. Ha ganado en orden, ha recuperado a Ceballos y ha apuntalado la defensa, pero sigue sin tener ideas claras de juego y eso se acentua cuando el rival las tiene muy claras. El Betis se encontró un Alavés que quiso comandar el partido desde las primeras jugadas, pero al Betis eso no le incomoda. Supo sobreponerse a las primeras intentonas sin verguenza de un Alavés muy motivado para volver a ganar en casa, pues no lo hacía desde la jornada 6. Toquero fue un dolor de cabeza para José Carlos, muy desbordado el canterano al que se le notan las costuras y la magnitud de la categoría. Sin Petros en el centro del campo, el Betis perdió mordiente y recuperación de balón. El Alavés estuvo muy cómodo durante los primeros 45 minutos pues su portero Pacheco no vio el balón de cerca. Deyverson sacó a gala sus carencias psicológicas y vio una amarilla por protestar, aunque el colegiado tuvo que perdonarle la expulsión pues siguio y siguió protestando. Unas jugadas más tarde, en una de las pocas llegadas del Betis, Ceballos es derribado dentro del área, pero no se pitó nada. El Betis logró sacarse la presión de encima y comenzó a tener más presencia en campo contrario, pero sin ver puerta. El Alavés tenía más facilidades para llegar al área de Adán, pero el empate a cero campeó hasta el descanso.

En la segunda parte, a los pocos minutos Rubén Castro tuvo una ocasión clarísima, de las que nunca falla. Un balón largo de Donk entre los centrales la caza el canario pero su disparo de primeras se encuentra con el pie de Pacheco que saltó para evitar la vaselina. El canario se lamentó durante varios minutos de la ocasión perdida, y tanto, pues a los pocos minutos, una jugada calcada pero en el área contraria la acierta Deyverson tras el pase de Toquero. El Alavés encontraba demasiado premio para un partido malo de ambos equipos donde ganó el que rompió el cero a cero inicial. Desde el gol, el Alavés dio un paso atrás esperando la contra que cerrara el partido. El Betis dominó el encuentro pero se topaba ante el muro defensivo de los locales. Víctor Sánchez sacó del campo a Sanabria tocado por Zozulya, que apenas tocó la pelota. Más tarde, Piccini entró paa dejar su sitio a Álex Martínez, recolocado en banda derecha y muy fallón. El Betis cercó el área local pero sin rematar a puerta, dejando espacios a un Alavés que quiso tener la pelota en los últimos minutos. Ceballos tuvo una muy clara en el 89 pues tras dos recortes disparó muy flojo a las manos de Pacheco. Al final, derrota del Betis que a la espera del partido ante el Depor de Copa dice adios al 2016 lejos del objetivo y a la espera del partido del 8 de enero ante el Leganés, pero queda mucho para eso.

Deja un comentario