Copa del Rey| Con el 1-0, no cabe la confianza

El Real Betis Balompié de Victor Sánchez del Amo, viaja este miércoles hasta La Coruña para medirse al Deportivo en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de Copa del Rey. Los verdiblancos, que llegan a Riazor con la ventaja del 1-0 de la ida, buscan el pase a octavos para disipar las dudas surgidas tras el partido del pasado viernes frente al Alavés en Mendizorroza. Además, los de La Palmera desean acabar el año con buenas sensaciones pues no será hasta el domingo 8 de enero en el Villamarín (LaLiga, vs Leganés 16:15 horas) cuando,tras la vuelta de vacaciones, los béticos vuelvan a disputar un partido oficial.

Once del Betis en la final de copa de 1997 vía Manquepierda
Once del Betis en la final de copa de 1997 vía Manquepierda

Sin embargo, a pesar de la renta que el Betis obtuvo en la ida el pasado 29 de noviembre, los verdiblancos no deben confiarse. El Deportivo llega tras encadenar varias buenas actuaciones seguidas en Liga y el Betis, debe defender el resultado para poder pasar de ronda en una competición que, desde que se ganara en 2005, genera mucha ilusión en la hinchada bética. Acudiendo al partido de vuelta con el 1-0 conseguido en la ida, el Real Betis tiene varios precedentes que invitan al optimismo, aunque también otros con lectura mas amarga.

Fue allá por la temporada 60/61, cuando el Betis hizo bueno el 1-0 conseguido en la ida en el Villamarín. En la vuelta, también en dieciseisavos, consiguió pasar a octavos ganando por 1-2 a domicilio frente al Real Murcia. Más tarde, en la temporada 62/63, los verdiblancos tuvieron que jugar tres partidos para que la eliminatoria quedara solventada. Por aquel entonces, no existía el valor doble de los goles fuera de casa y el Betis, que se enfrentaba al Real Madrid en cuartos de final, cayó eliminado tras perder por 2-0 en el tercer partido. El Primero, lo ganó 1-0 en el Villamarín y perdió por 3-2 en el segundo. En los treintaidosavos de la 1989/90 el Betis, igual que este año frente al Deportivo, ganó por 1-0 en el Villamarín frente al Mallorca, empatando a uno en la vuelta a domicilio y pasando de ronda. Esa misma temporada y en los octavos de final, se dieron parecidos resultados contra el Cádiz, que cayó 1-0 en el Villamarín pero dio la vuelta al emparejamiento en el Carranza ganando por dos tantos a cero. También, a finales del siglo pasado, en la temporada 1996/97, los verdiblancos pasaron a la final tras ganar la ida de semifinales 1-0 en el Villamarín y empatar a uno en la vuelta en Balaídos frente al Celta de Vigo. Aquel año, los verdiblancos cayeron derrotados en la final por 3-2 frente al Barcelona. Por último, el precedente mas reciente, lo encontramos en la temporada 2013/2014 del descenso cuando, tras ganar 1-0 en el Villamarín en la ida de octavos, el Athletic de Bilbao le dio la vuelta a la eliminatoria en San Mamés ganando por 2-0.

Imagen de portada vía Marca

Deja un comentario