Los problemas del Betis en Vitoria

Pepe Tokoro/ diciembre 20, 2016/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

Probablemente el peor partido de la era Víctor como técnico del Betis. Un partido dominado por los de Pellegrino casi en su totalidad en la qu se vió al conjunto verdiblanco inoperante. Veamos que ocurrió.

En primer lugar, Víctor dispuso a sus hombres con su clásico esquema con 5-3-2, algo que el conjunto vitoriano supo aprovechar. En todo momento dispusieron de superioridad numérica en la zona ancha del campo, tanto Ceballos como Joaquín siempre se encontraban con 3 rivales a los que marcar, lo que hacía imposible dominar el mediocampo. Como vemos en la foto, el portuense quedaba dividido siempre en cuanto a las marcas.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-12-13-04

Esto sucedia debido a que la superioridad bética estaba en la linea defensiva (como vemos en la foto), donde había un 5 para 3, sobrando un activo verdiblanco el cual se podría haber sumado a las ayudas en el mediocampo.

Por otro lado, en banda el Betis fue incapaz de ahogar al rival como en otras ocasiones ha logrado. Siempre había superioridad por parte de los vitorianos, ya sea 4 contra 3 o 5 contra 4. Un rondo que siempre acababa con rivales recibiendo libres a espalda de la presión.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-12-24-37

Con balón el conjunto de Víctor demostró que aun le queda un largo camino por recorrer para rendir a buen nivel. Esto influye mucho en la forma y zona en la que se pierde el esférico, aspectos claves para poder ejercer una buena presión tras pérdida.

Por un lado, en la salida desde atrás son pocos los apoyos que el conjunto bético realiza, que obligan a jugar en largo la mayoría de las veces a los centrales. El rival atora numerosas veces las salidas interiores y la circulación de la línea de 3 con el portero es muy escasa, cosa que favorece el achique rival. Como vemos en la foto, Jose Carlos tiene tapadas las salidas interiores y sólo le queda la opción de jugar directo o volver atrás, cosa que pocas veces se hace.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-12-14-52

Por último, destacar la mala ocupación del equipo en campo rival cuando posee el balón. Hay pocas alturas (jugadores en paralelo) que restan líneas de pase al poseedor. La continuidad con el esférico es muy pobre. Al no haber nadie entre líneas la posibilidad de girar al rival no existe.

captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-12-50-04

Deja un comentario