Jonas Martin: «Me quedé para quitarle la razón a los que me criticaban y convencer al entrenador»

Pablo Montaño/ enero 20, 2017/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

El centrocampista galo, Jonas Martin, ha concedido en el día de hoy una entrevista a la revista francesa France Football. Tras pasar ayer por los medios oficiales del Real Betis, Jonas ha querido contestar a diversas cuestiones de la prensa de su país acerca de su presente y futuro en la entidad de las trece barras.

Tras no contar demasiadas oportunidades con ninguno de los dos entrenadores que se han sentado esta temporada en el banquillo verdiblanco, el futbolista nacido en Besançon meditó la posibilidad de salir del Betis en este mercado invernal de fichajes para regresar a su país natal. Sin embargo, la situación del jugador ha cambiado drásticamente, hasta el punto de ser titular en los dos últimos partidos disputados del campeonato liguero.

¿Cómo sienta que haya rumores en el mercado sin tú haber pedido nada?: «Mal. Yo no he hablado con nadie, sino que han sido los periódicos y las páginas webs las que han dicho que yo estaba intentando irme de Sevilla porque no jugaba. No es verdad».

¿Era falso?: «Es verdad que lo he pensado, pero yo nunca he pedido irme. Lo único que es verdad es que el entrenador que me hizo venir (Gustavo Poyet) fue destituido, y su sucesor (Víctor Sánchez del Amo) no confió en mi al principio. Visto todo lo ocurrido, mis representantes solamente sondearon el interés de los equipos francés».

¿Has tenido miedo de estancarte en el Betis?: «Hay que poner las cosas en contexto. Poyet me hizo jugar el primer partido contra el Barcelona, pero me lesioné y no pude jugar durante dos meses. Cuando volví, me di cuenta de entrada que no contaba para Víctor. Podía imaginarme que esto podría ocurrir marchándome al extranjero. Esto te hace reflexionar».

¿Reflexionar sobre qué?, ¿tus cualidades?, ¿sobre tu futuro en el Betis?: «Si me hubieran vendido mientas jugaba me hubiera molestado. Esto era una decisión del nuevo entrenador. Tenía que aguantar el cambio de entrenador. Hubiera podido dejar las cosas así, pero seguí trabajando. Mi primer objetivo siempre fue quedarme aquí, pero si es verdad que valoré la posibilidad de regresar a Francia para jugar más partidos. Si la situación no hubiera cambiado, quizás me la estaría preguntando todavía».

¿Llegaste a presionar a tus representantes para macharte?: «Nunca. Yo no quise eso. La prueba es que nunca hablé con el presidente del Betis para pedirle si me podía. De la misma manera que tampoco hablé nunca con el presidente del Bordeaux».

¿Te atraía el Girondins?: «Por su puesto. Aunque el proyecto me interesaba, no fue más allá. Siempre quise seguir siendo bético. Por eso nunca dije nada. En mi interior algo me decía que tenía que quedarme, que no me fuera. No quería hacerme pasar por un mercenario».

¿Por qué esto es tan importante para ti?: «Aunque gane dinero y viva en una ciudad bonita, la situación nunca fue fácil de aceptar. Sabemos como funciona esto, la gente diría que me marché demasiado temprano, que fracasé, y eso hace mucho daño. Me quedé para quitarle la razón a los que me criticaban y convencer al entrenador. Él ha visto que no me había rendido y que tenía la mentalidad suficiente para imponerme. Sin duda el entrenador me ha puesto titular en los dos últimos partidos por esto, lo cual demuestra que he hecho bien quedándome. Pero tampoco quiero hacerme ilusiones. En el fútbol, sabemos que todo va muy rápido, he aquí la prueba».

Fuente: francefootball.fr

Imagen: ElDesmarque

Deja un comentario