Alejandro Pozuelo: “Si algún día volviera sería dentro de poco”

Alejandro Pozuelo, que a sus 25 años de edad parece haberse asentado en un conjunto, el Genk de la Liga Belga, dejando a un lado años de continuos traspasos desde que saliera del Betis en 2013, concedía una jugosa entrevista al portal Fichajes.com

El trianero, criado en los escalafones inferiores del Real Betis Balompié, no olvida su pasado verdiblanco, aunque vive con ilusión su actual situación en uno de los grandes de la Jupiler Pro League de Bélgica, erigiéndose entre los jugadores importantes del conjunto Flamenco, consiguiendo en lo que va de temporada 4 goles y 15 asistencias en un total de 32 partidos disputados. Unos guarismos que han llamado la atención de diferentes clubes, algunos de ellos de la talla del Bayern de Münich o el Borussia de Dortmund.

Estas eran las palabras de Pozuelo para Fichajes.com

– Hicisteis una gran clasificación en la Europa League, pero en la Liga estáis fuera de los ‘playoffs’ por el título, ¿qué crees que le ha faltado al equipo en estos meses de competición?
Tenemos un partido menos y si conseguimos la victoria nos ponemos a tres puntos. Todos los equipos estamos muy pegados en la clasificación y por eso si sumamos esos tres puntos nos pondremos ahí a tiro. En la Europa League hemos hecho una gran clasificación. Somos un equipo joven con ganas de hacerlo bien y la gente sabe que la Europa League es un buen escaparate.

– Habéis alcanzado las semifinales de la Copa belga y conseguisteis un buen resultado en el partido de ida, ¿es un objetivo prioritario ganarla?
El equipo quiere jugar la final y el partido de vuelta es uno de los más importantes de la temporada ya que ganar la Copa te permite jugar directamente la Europa League y vamos a ir a por ella.

– Peter Maes te dio confianza desde el primer momento e imagino que su destitución no fue una buena noticia para ti.
La marcha de Peter Maes me afectó un poco porque era un entrenador con el que estaba muy apegado. Tenía buena relación tanto con él como con el cuerpo técnico y estábamos muy unidos. Siempre hablaba con Peter Maes y él fue el que me resurgió como futbolista. Jugué todos los partidos con él y me afectó sus salida. Pero el fútbol es así y ahora hay que cambiar el chip.

– ¿Te ha dicho ya Albert Stuivenberg -su sustituto- si mantendrás tu papel en el equipo?
Espero que con el nuevo míster mantenga mi rol en el equipo; si no, será una mala noticia. Es un entrenador nuevo y hay que demostrarle que puedo seguir jugando y hacerlo bien, yo se lo intentaré demostrar en los entrenamientos y siga contando conmigo.

– Has pasado por la Liga Española, Premier League y ahora en Bélgica, donde has demostrado tu mejor nivel y eres una pieza fundamental del Genk. ¿Cuál crees que ha sido la clave para ello?
Creo que mi primer año en Inglaterra fue muy bueno también. Jugué 32 partidos con Laudrup, pero no se ve así porque el último mes y medio cuando echaron a Laudrup cambiaron el entrenador y los españoles que estábamos allí no contábamos para él. Por eso se ve como un año no tan bueno pero para mí sí lo es. De ahí me tuve que marchar hacia el Rayo Vallecano y fue un año en blanco. Ese año fue muy malo con Paco Jémez, jugué tres o cuatro partidos. No tuve las oportunidades ni la confianza para demostrar que podía ser bueno para el Rayo Vallecano, que tampoco era un Real Madrid para jugar tres partidos. Luego me marché a Bélgica y desde el primer momento ellos querían que jugase y Peter Maes puso mucho de su parte, me dio confianza y eso a un futbolista con 23 años fue clave porque lo que quieres es jugar día sí y día también para mejorar.

– ¿Qué diferencia hay en los entrenamientos y en la forma de entender el fútbol en una Liga como la Jupiler Pro League?
La Premier League y la Jupiler Pro League se parecen mucho en el aspecto físico, aunque está claro que son incomparables porque en Bélgica no hay tanto nivel de jugadores. Es una liga muy física, de jugadores fuertes, bien preparados y que juegan replegados. La liga española es más técnica. A los entrenadores les gusta más entrenar cosas tácticas, de presión y de cómo situarse en el campo. Aquí es diferente, los entrenamientos son más físicos y trabajamos más los contragolpes.

– Tu gran nivel ha despertado el interés de varios grandes de Europa. Incluso se ha hablado del interés del Bayern de Múnich y Borussia Dortmund en hacerse con tus servicios, ¿qué hay de cierto en esto?
Es verdad que se han puesto en contacto conmigo algunos equipos pero desde el principio yo le dije al club que me comprometía a estar aquí hasta final de año y que entonces veríamos si renovaba o qué hacer que sea mejor para todos. En invierno no me gusta salir de los equipos, ya que es volver a empezar de cero.

– Más allá de la Bundesliga, ¿has recibido llamadas de otros países?
Sí, me han llamado equipos de Italia, de España… Ahora mismo estoy haciendo las cosas bien y es normal que haya equipos que se interesen en mí, pero estoy centrado y tengo las cosas muy claras.

– Tu contrato finaliza en 2017, pero hay una cláusula para renovar por dos años más con el Genk. ¿Te ves en Bélgica el año que viene?
Me lo he planteado, pero aún queda mucho. El Genk me ha dicho que quiere renovarme, pero ya nos sentaremos en verano para ver cuál es la opción más satisfactoria para todos. Yo le estoy muy agradecido al Genk porque me lo ha dado todo en estos dos últimos años y he vuelto a resurgir. Para esas cosas estoy muy agradecido y espero lleguemos a un acuerdo que sea beneficioso para ambas partes.

– ¿Echas de menos España?
De momento, no. Está claro que como se vive en España no se vive en ningún lado, pero mi felicidad de jugar al fútbol la tengo en Bélgica y eso es lo principal para mí. Volver a España es una ilusión bonita pero no me lo planteo ahora mismo.

– ¿Tienes tiempo de seguir al Real Betis y al Rayo Vallecano?
Sigo al Betis porque es mi club, intento ver todos los partidos que puedo para seguirlo de cerca. Al Rayo le sigo menos, pero estoy en contacto con mi amigo Quini.

– ¿Cómo fue tu salida del Betis?
En esa época, la prensa aseguró que yo denuncié al club y yo no había denunciado a nadie. Lo único que quería era que llegáramos a un acuerdo porque me ofrecían cosas para que me fuera, no tenía lógica. De todos los que nos fuimos del Betis en el verano de 2013, el único que dejó dinero en las arcas del club fui yo y aun así solo me atacaban a mí; creo que fue cosa de la prensa. En esa época, los directivos del Betis no manejaban bien al club y querían que nos quedásemos por ´dos pesetas´. Además, va más allá del dinero, ya que no nos trataron bien. Ahora se están viendo cosas diferentes.

– Han cambiado muchas cosas en el Betis. ¿Volverías?
Sería un momento digno para volver porque ahora estoy en mi mejor forma y, si algún día vuelvo al Betis, quiero que sea en mi mejor momento. No quiero ir con 32 o 33 años a retirarme. Si me voy algún día, sería para darlo todo allí. Ahora mismo estoy bien en el Genk, pero si algún día volviera sería dentro de poco.

– Ndidi era un jugador muy importante para el Genk. ¿Cómo crees que os puede afectar su marcha al Leicester en lo que queda de temporada?
Para mí, Ndidi era el jugador más importante del equipo. Él cubría los espacios que yo dejaba defensivamente. Pero hemos fichado a Sander Berge y tenemos a Bryan Heynen. Veremos cómo nos afecta la marcha de Ndidi. Esperemos que nos afecte lo menos posible.

– Otro nombre que destaca en el Genk es el de Leon Bailey, ¿Qué es lo que destacarías de él?
Me llevo muy bien con él, compartimos habitación. Lo que destaco de él es su desparpajo a pesar de tener 19 años. Sus ganas de hacerlo bien, su desparpajo, cómo encara… sabe que cuando tenga 25 años va a ser ´una bomba´. Es un gran jugador y seguir aprendiendo aquí para seguir mejorando.

– La Jupiler Pro League es la cuna de grandes talentos, ¿a qué jugador ves con más futuro?
A mí el que más me gusta que no sea del Genk es Youri Tielemans, del Anderlecht. Es un jugador muy bueno y muy joven. Abarca mucho espacio en el centro del campo y es uno de los jugadores a seguir en la Jupiler Pro League. Creo que pronto saldrá rumbo hacia un gran equipo.

– El final de año no ha sido bueno para el Genk. ¿Un deseo para 2017?
El deseo que pido es poder ganar la Copa belga. Nunca he tenido la suerte de jugar una final y sería lo máximo. Además, si la ganamos garantizaría estar en Europa League la temporada que viene y eso es muy importante.

 

Imagen: Archivo de El Periódico de Aragón

Deja un comentario