Invierno, un río en el que no es fácil pescar

OndaBetica/ enero 27, 2017/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

A falta de poco para que el mercado de invierno eche el cierre, el Real Betis continúa enfrascado en diferentes operaciones, tanto en el apartado de entradas, como en el de salidas.

Como adelantábamos hace unos minutos, parece que, en contra de lo que manifestó Miguel Torrecilla hace unos días respecto a que no habría incorporaciones en la zona de ataque, la posibilidad de que Bakkali vista de bético gana muchos enteros. El todavía valencianista se uniría a los ya presentados con la camiseta de la trece barras, Rubén Pardo y Tosca, haciendo que el Betis fuese uno de los clubes más “animado” en este mercado invernal.

Un mercado que, a priori, tanto directores deportivos como entrenadores, apuntan como poco propicio para encontrar jugadores que realmente puedan aportar a lo existente en la plantilla, obviamente dentro de las posibilidades económicas del club.

A pesar de ello, el mercado de fichajes que pronto expirará, en ocasiones, ha satisfecho las pretensiones del Real Betis, aunque no siempre se ha acertado con las incorporaciones.

A falta de ver qué resultado darán las nuevas caras de esta mitad de temporada, lo cual no podrá evaluarse hasta que baje su telón, el recuerdo y la hemeroteca nos deja operaciones fructíferas e infructuosas.

Comenzando con las que dieron buen resultado, no habría que remontarse demasiado. Concretamente, la pasada temporada llegaron solo dos jugadores, Charly Musonda (1 gol y 1 asistencia) y Martín Montoya (1 asistencia), ambos a préstamo, dando un buen resultado. De hecho, se trató que ambos siguieran, aunque únicamente se pudo conseguir con el belga, cuya participación esta temporada ha sido prácticamente testimonial, hasta el punto de rescindir su cesión con el Betis y regresar al Chelsea.

La temporada anterior, con el Betis en segunda, fue Francisco Portillo quien llegaba desde el Málaga para dotar de mayor calidad al centro del campo, regalando 4 asistencias. El menudo jugador aportó buen juego en la medular, y se le vio muy apto para el conjunto que Juan Merino y Pepe Mel devolvieron a Primera División a final de temporada.

Esa misma temporada llegaría Héctor Rodas, defensor corpulento con el que se trataba de apuntalar la defensa con experiencia. El valenciano no dispuso de muchos minutos y pasó prácticamente desapercibido.

Si nos remontamos un poco más atrás, a la temporada nefasta de los 25 puntos, Adán, N’Diaye y Leo Baptistao se erigieron en los refuerzos invernales que intentarían poner su granito de arena en la casi imposible salvación del Betis. El mejoreño rápidamente se afianzó en la portería por delante de Sara y Andersen (dos de los fiascos de la planificación para la temporada europea), mientras que el senegalés haría lo propio en el centro del campo.

La nota negativa la puso Baptistao que, salvo los primeros encuentros y su gol ante el Sevilla en el partido de ida de la eliminatoria de Europa League (en total sumó 3 asistencias y 2 goles), poco más hizo, no cumpliendo las expectativas puestas en él.

Sin duda uno de los grandes aciertos del mercado invernal para el Real Betis fue la cesión del colombiano Dorlan Pabón, jugador que llegaba cedido del Parma pero con contrato firmado para la siguiente temporada con el Monterrey mexicano. En sus 17 encuentros disputados con la elástica verdiblanca anotó un total de 8 goles y repartió 3 asistencias, lo que le convirtió en uno de los grandes fichajes invernales de la 2012/13.

No obstante, no todo fueron aciertos esa misma temporada, como demuestra la llegada del sueco Guillermo Molins, quien apenas dispuso de 52 minutos repartidos en 4 encuentros.

Luces y sombras por tanto en el mercado invernal para un Betis que, a pesar de contar con más aciertos que errores en este sentido, sí denota que llega a estas alturas de temporada con deberes por hacer. Habrá que ver si los llegados, y los que falten por llegar, si es que termina concretándose alguna otra operación, dan el resultado necesario para, como mínimo, disfrutar de una segunda vuelta tranquila.

Imagen: Sportium

Deja un comentario