Nadie ha dejado la portería a 0 más veces en casa

A día de hoy, son muchos los aspectos que necesitan mejorarse en el equipo. Quizás el más importante y el que más se desea por los béticos es el de la continuidad, el del asentamiento. Y es que la irregularidad en la que vive anclado el club desde hace unos años ha impedido ese crecimiento deportivo con el que tanto se sueña.

Sin embargo, no todo se ha hecho mal en Heliópolis. Además de los evidentes cambios gestados desde la llegada de Víctor Sánchez del Amo en sustitución de Gustavo Poyet, quizás exista alguna particularidad que merezca ser considerada.

El sistema impuesto por el técnico getafense, caracterizado por la utilización de cinco defensas, unido a la importancia que el mismo le brinda al juego táctico, ha hecho posible que el equipo haya ido ganando solidez defensiva a medida que han transcurrido las semanas y, por ende, los partidos de competición doméstica.

Hasta la fecha son solo nueve los goles que ha encajado el Betis en los diez partidos que Víctor Sánchez del Amo ha estado sentado en el banquillo verdiblanco. Esto es, dicho de otra forma, que el club encaja menos de un gol por partido. Nada que ver, por tanto, con los dos goles de media que encajaba de promedio en los primeros once partidos, aquellos que estuvo bajo las órdenes del entrenador uruguayo.

Pero más allá de eso, cabe hacer mención a la progresión del equipo en casa hasta erigirse en el equipo de LaLiga Santander que más deja la portería a 0 como local. En los últimos siete partidos, solo Celta, por tres veces eso sí, y Barcelona, han conseguido perforar la meta que defiende Antonio Adán. Ni Las Palmas, ni Athletic, ni Leganés, ni Sporting ni Valencia han conseguido hacerle un gol al Betis en el Benito Villamarín. A estos cinco encuentros sin recibir gol, hay que sumarle dos más que se corresponden con el inicio de temporada, todavía con Gustavo Poyet en el banquillo: Deportivo y Málaga.

El sábado 25 de febrero el Betis tendrá otra oportunidad para seguir ampliando estos registros. Será en un choque especial y que está marcado con verde en el calendario, pues el feudo verdiblanco será testigo del derbi sevillano. Para entonces, dicho sea todo, sobre el hecho de dejar la portería a 0 y mantener la solidez defensiva primará conseguir los tres puntos como sea, algo se plantea como algo imprescindible. Cabe recordar que esto no se percibe en el Villamarín desde la temporada 2005/2006, en la que los heliopolitanos se llevaron el gato al agua merced a los goles de Robert y Fernando Varela, que hicieron inservible el de Saviola.

Deja un comentario