Los 1000 del Real Betis Energía Plus

5Hablar de baloncesto es sinónimo de hablar de historia. En Sevilla, el baloncesto ha mantenido viva su esencia desde allá por el año 1987, en el cual la Federación Andaluza, de la mano de José Luis Sáez, entonces presidente de la Federación Andaluza de Baloncesto y en la actualidad de la Federación Española.

No fue hasta el año 1989 cuando el C. D. B. Sevilla alcanzó el objetivo prioritario: ascender a la máxima categoría del baloncesto español, la Liga ACB. A partir de entonces, el club sevillano, conocido como Caja San Fernando, comenzaría su andadura por las mejores vistas de la nación, luchando por lograr grandes éxitos y quedándose muy cerca de ser campeón tanto de Liga como de Copa, así como de la Eurocup, más recientemente.

La primera temporada en la élite española fue algo dolorosa para el club y la escasa afición. Con un promedio de unos 2000 asistentes, el Caja San Fernando buscaba asentarse en la ACB defendiendo su feudo.
A los mandos, el mítico José Alberto Pesquera, entrenador que cosechó 17 victorias de un total de 40 partidos disputados esa campaña, en la que el equipo acabó duodécimo en la clasificación. El primer encuentro disputado fue curiosamente la jornada 2 de Liga, ante Puleva Granada, perdido por 82-79, ya que la primera, ante Mayoral Maristas, fue aplazada y disputada por tanto el 14 de noviembre de 1989. Ya en la siguiente temporada, el Caja consiguió clasificarse para los Play-offs por el título, pero fue eliminado disputando solo dos partidos frente al Barcelona. Sí disputó los Play-outs para evitar el descenso, de los que salió airoso.

3Unas temporadas después, llegaría la mejor época del club, en la que en dos temporadas diferentes alcanzó la final de los Play-offs por el título nacional; sin embargo, en ambas ocasiones salió derrotado, aunque aun así podemos decir que ha sido subcampeón de Liga en dos ocasiones. La primera ocurrió en la temporada 1995/96.

En ambas ocasiones, nuestro verdugo no fue otro que el FC Barcelona, el cual, en tres partidos, logró las tres victorias necesarias para hacerse con el trofeo liguero.

Pero no queda ahí el palmarés, ya que la segunda vez que nos proclamamos subcampeones de Liga, en la temporada 1998/99, logramos también el subcampeonato de Copa ante TAU Cerámica, con un resultado en contra de 61 a 70. Fue disputada en el Pabellón Municipal Fuente de San Luis, en Valencia, y antes de alcanzar la final dejamos atrás al anfitrión, Pamesa Valencia, ganándole por 57-58; y al FC Barcelona, consiguiendo la victoria por 79-85.

Ya con la entrada del siglo XXI, el equipo comenzó a entrar en una dinámica ligeramente desequilibrada. Y es que desde la 2000/01 hasta la 2008/09, el mejor puesto que consiguió en la tabla el Caja fue el décimo, logrado en la 2004/05 y en la 2007/08.

Sin embargo, hay que destacar un encuentro muy vivido, e intensamente, en San Pablo. No es otro que un derbi disputado el 20 de febrero de 2011 ante Unicaja de Málaga. Fue un partido que prácticamente estaba decidido a favor de los malagueños, a pesar de haber estado bastante igualado en los tres primeros cuartos. Pero en el último periodo, y a falta de poco más de un minuto para el final, Unicaja se ponía siete arriba en el marcador gracias a un triple de McIntyre. El por entonces Cajasol veía muy lejos a Unicaja en el electrónico, pero aun así quería seguir luchándolo. Paul Davis, gracias a una gran asistencia de Earl Calloway, consiguió en la pintura canasta de dos más un tiro libre. Erró el lanzamiento adicional, pero Txemi Urtasun apareció para capturar un rebote que permitió, al momento, a Louis Bullock anotar un triple que ponía a los sevillanos a tan solo dos puntos por debajo de su rival. Solo 40 segundos para el final y tenía la posesión Unicaja; sin embargo, tras una magnífica defensa en equipo, Tariq Kirksay logró robar el balón y montó una contra que culminó Calloway desde la línea de tres, colocando a Cajasol por delante en el marcador, por 74-73. A partir de ahí, errores en ataque de Unicaja permitieron a los hispalenses ensanchar la diferencia en el marcador, alcanzando el resultado final que no fue otro que de 82-77.

En materia europea, han sido un total de nueve las veces que el conjunto hispalense ha participado en torneos continentales. Desde la Copa Korac, allá por 1993, hasta la más reciente Eurocup, que, si bien la ha disputado un total de cuatro veces, la más destacada fue la de 2010/11, en la que se quedó con la miel en los labios al perder en la final ante Unics Kazan el título. Sin embargo, fue algo duro ya que la semifinal la jugó tan solo un día antes del último encuentro del torneo, ante Benetton Basket, al que ganó por 63-75. La final, sin embargo, fue al equipo ruso, que más descansado logró someter con un resultado aplastante de 92-77.

Más reciente tenemos la casi desaparición de la entidad. Y es que en el verano de 2016 el club sevillano estuvo a punto de desaparecer, por culpa de cierto grupo inversor que se desentendió de la idiosincrasia del club. Apareció entonces el Real Betis, club que prestó su marca para que pudiera continuar su periplo por la élite del baloncesto español, en la que, al fin, va a recolectar su partido número mil, este domingo, que le permitirá entrar en el club selecto de los milenarios de la ACB.

Larga vida al baloncesto en Sevilla.

Deja un comentario