Objetivo: repetir la visita liguera a Cornellá y enlazar dos victorias consecutivas

El Betis juega hoy ante el Español y, aparte de querer ganar porque ese es el objetivo de cualquier club, lo quiere hacer también por acabar con una maldición que ya dura más de un año. Y es que resulta que el cuadro verdiblanco lleva más de 365 días sin ser capaz de conseguir dos victorias consecutivas, algo que le ha lastrado a la hora de lograr sus objetivos. La última vez que lo hizo fue en la temporada pasada, precisamente cuando el Betis salió victorioso ante el Español en Barcelona y luego lo hizo lo mismo contra el Granada en el Benito Villamarín. Eso ocurrió a principios de marzo, el día 6 en concreto, de modo que ante el equipo de Quique Sánchez Flores ya es hora de que los béticos den un golpe encima de la mesa.

En aquel partido, el Betis fue dueño y señor del encuentro dejando sin ninguna opción al Espanyol, encarrilando el partido en los primeros 20 minutos con goles de Rubén Castro y de Pezzella, que cuajó el mejor encuentro partiucular la pasada temporada. Vargas redondeó el marcador en la segunda mitad con un trallazo desde la frontal de falta directa.

Y es que en la actual campaña, cada vez que ha tenido opción de enlazar dos triunfos, ha pinchado. Cierto es que no ha habido muchas ocasiones, ya que el Betis sólo ha logrado ocho victorias en lo que va de LaLiga, pero siempre después de una de ellas no ha sido capaz de sumar otros tres puntos. Hoy, ante el Español, el equipo verdiblanco tiene la opción de hacerlo tras el triunfo que logró antes del parón liguero contra el Osasuna. Sería muy positivo para que el beticismo pensara que es posible llegar al objetivo del noveno puesto, algo que, a día de hoy, está bastante lejos.

Fuente: Al Final De La Palmera.

Deja un comentario