Un año y medio después… un penalti fuera del Villamarín

Antonio Mora/ abril 2, 2017/ En portada, Primer equipo/ 0 comments

En una acción del juego más que dudosa, el pasado viernes en el partido frente al Espanyol, al Real Betis volvieron a pitarle un penalti a favor en un encuentro disputado fuera de su feudo, el Benito Villamarín. Sucedió en el minuto 76, Tonny Sanabria fue derribado por el jugador del Espanyol Javi Fuego, el colegiado  entendió que el jugador había sido zancadilleado por el asturiano-el futbolista del Espanyol reconoció al término del choque que “había zancadilleado al paraguayo”. La pena máxima fue anotada por el pichichi verdiblanco, Rubén Castro.

Ese penalti fue la primera pena máxima a favor del Betis después de un año y medio fuera de casa, ya que al Betis no le pitaban una acción que terminara en un lanzamiento de los 11 metros desde octubre del año 2015, en un partido en el Nuevo Los Cármenes frente al Granada. Ese penalti también fue anotado por Rubén Castro para igualar el partido tras el gol inicial de Foulquier, el resultado final fue 1-1.

Por el contrario, a diferencia del choque en Los Cármenes, el pasado viernes el Betis no fue capaz de conseguir los tres puntos en el RCDE Stadium de Cornellá, ya que el propio Javi Fuego y luego en el descuento el ex sevillista José Antonio Reyes le dieron la vuelta al resultado.

Fuente: Al final de la palmera

Deja un comentario