El Benito Villamarín explotó

Que el beticismo está desesperado tras una nueva temporada mediocre de los suyos es una realidad. Esto se palpa en el ambiente cada dos semanas en el Benito Villamarín, la intranquilidad reina en el feudo verdiblanco cada vez que el Betis juega en casa.

Tras la derrota ante el Villarreal la afición explotó, no solo contra los jugadores, sino contra la directiva y el entrenador. Se podían escuchar cánticos de “Víctor vete ya” y “Directiva dimisión”.

Además del poco fútbol del equipo, los números tampoco ayudan a Victor. Desde que se sienta en el banquillo del Betis tras sustituir a Gustavo Poyet (que fue destituido al caer en precisamente con el Villarreal), sólo ha logrado 20 puntos en 19 partidos, 10 de los últimos 39 en disputa, con nueve derrotas, cinco partidos ganados y otros tantos empatados. Un dato sorprendente es que en la segunda vuelta el Betis de Víctor sólo ha sido capaz de vencer dos encuentros.

En Heliópolis estarán muy pendientes hoy de lo que haga el Sporting con el Málaga. Un triunfo de los asturianos lo podría colocar a cinco puntos del Betis que jornada tras jornada se acerca cada vez más al abismo del descenso.

Al final del partido se pudo observar a un grupo de aficionados situados en Preferencia dialogando e intercambiando opiniones con Ángel Haro, presidente del Real Betis.

Fuente e imagen: Marca

 

Deja un comentario