Solo dos triunfos en Balaídos en el siglo XXI

Balaídos es, sin duda, uno de los estadios en los que al Betis más le ha costado ganar en lo que va de siglo. Y es que el bagaje de los verdiblancos en las últimas visitas a Vigo es de dos victorias, tres empates -dos de ellos en la Categoría de Plata- y cinco derrotas.

Para rememorar la primera de estas dos victorias hay que remontarse a la temporada 2003/2004, la segunda en la que Víctor Fernández se sentaba en el banquillo heliopolitano. Corría la tercera jornada de Liga y ambos conjuntos afrontaban el choque con el objetivo de sumar la primera victoria del curso y desquitarse de un inicio dubitativo. Fue un enfrentamiento poco vistoso en el que las jugadas a balón parado fueron determinantes en el devenir del mismo. Poco antes del descanso, Assunçao superaba a Cavallero con un lejano libre directo, y en las postrimerías del partido Israel era derribado dentro del área por Luccin y Fernando no desaprovecharía la oportunidad de poner desde el punto de penalti el 0-2 en el marcador, que ya sería definitivo.

El triunfo más reciente de los heliopolitanos, por su parte, fue en el curso 2012-2013, el mejor realizado por el Club de las Trece Barras en la última década. El Betis, situado en quinta posición, visitaba a un Celta que por aquel entonces luchaba por no descender a Segunda División. El transcurso del encuentro no reflejó la diferencia entre ambos que sí existía en la tabla clasificatoria, pues cualquiera de los dos pudo llevarse el gato al agua. Sin embargo, a nueve minutos del pitido final, Jorge Molina permitiría a su equipo volver a la capital hispalense con un triunfo bajo el brazo. El delantero de Alcoy recibía una asistencia de Nacho desde la banda izquierda y, tras revolverse entre los defensores rivales, batía a Javi Varas firmando la única diana del encuentro.

Cinco años de la última victoria de los verdiblancos en el feudo vigués. El próximo domingo a las 16:15 horas el Betis tendrá la oportunidad de sumar el tercer triunfo del siglo en Balaídos. Y, mucho más importante, con el fin de despegarse definitivamente de las últimas posiciones luchará por firmar la segunda victoria consecutiva tras la cosechada en la última jornada ante el Eibar. Es algo que todavía se le resiste esta temporada y que lleva sin hacer desde marzo de 2016 desde que ganase a Espanyol (0-3) y a Granada (2-0).

Deja un comentario