OPINIÓN| Mal el Betis, mal la grada

Alejandro González/ mayo 1, 2017/ En portada, Opinión/ 1 comments

Lo acontecido en la tarde de ayer fue un auténtico ridículo. Digno de cualquier película de los Hermanos Marx. Un espectáculo vergonzoso el que se vivió en el cesped, con los jugadores andando, con la mente puesta en las vacaciones y en la flasa creencia de que el rival había venido de paseo y que el 1-0 les valdría para ganar como ya pasara ante Eibar y Celta de Vigo, pero el Deportivo Alavés, con su escaso presupuesto y sus miras de equipo pequeño le dio diez mil vueltas a todo un centenario Real Betis Balompié. Una cura de trabajo, humildad, profesionalidad y compromiso.

Pero no todo el foco debe estar en los jugadores, culpables de todo lo demás. El ridículo espectáculo también llegó a las gradas. No quiero detenerme mucho en que aquellos que van por España acumulando denuncias y noches en el calabozo por acciones denigrantes en el campo del Betis y que luego dan lecciones de beticismo, estuvieron todo el partido callados hasta el momento del empate, oportunidad idónea para sacar a gala sus reivindicaciones de “directiva dimisión” como si fueran de la misma piel de la tuna aquella que se presentó en la calle Jabugo.

Por otro lado, el run run durante todo el partido solo cortado por algunas palmas da un ambiente tenebroso al Benito Villamarín, casi de velatorio, y así es muy dificil enchufar a un equipo al que le cuesta enchufarse. Con el empate y la sucesión de goles en contra, otrora se cantaba aquello de “Betis, Betis” para que el equipo supiera que no estaba solo. Ahora es un vano recuerdo…

Pero lo peor de todo fue ver como el equipo intentaba con todo lo posible marcar un gol que enganchara a la gente, recortara distancias e intentar la machada y la grada, su propia afición, le cantaba aquello de “Campeones, campeones” y cada pase lo celebraba con “olés”. Bochornoso, vergonzoso. El remate, fue como todo el estadio, o al menos todos los que se quedaron para ver terminar el partido celebraron con palmas y vítores el cuarto gol del Alavés como si estuvieramos en Mendizorroza.

Y yo pienso que hemos pasado de ser la mejor afición del mundo a ser la peor. Porque mejor es ver campos vacíos, equipos sin afición, con mil personas en un campo y que luego son carne de los chistes y las burlas. Pues la verdad es que prefiero eso a que tu propia afición se ría de tí y bromee con “campeones” y “balones de oro”.

Si ésto es ser bético, yo dejo de serlo ahora mismo.

1 Comment

  1. Espero que algún día te des cuenta, si eres bético de verdad, del daño tan grande que hacen este tipo de opiniones a la actual situación institucional y deportiva del R. Betis B.

    Un saludo.

Deja un comentario