Descendido en números

La temporada 2016/2017 del Real Betis ha sido un esperpento. Salvo en encuentros puntuales en los que los jugadores parecieron dar la cara, sobre todo por el rival que tenían en frente, el resto de la temporada el equipo ha encadenado numerosos bochornos y humillaciones. Una plantilla que había sido configurada para luchar por un puesto medio-alto en la clasificación, ha acabado estableciendo como objetivo prioritario una salvación relativamente temprana.

El Betis solo ha conseguido competir de tú a tú a rivales que le pusieron las cosas difíciles en la remontada ante el Valencia (2-3), el debut con victoria de Víctor Sánchez del Amo contra Las Palmas (2-0), el aluvión de goles contra el Celta (3-3), el triunfo frente al Athletic (1-0), el meritorio empate ante el Barcelona (1-1), y durante 45 minutos ante Sevilla y Real Madrid (que acabaron en derrota por 1-2 y 2-1 respectivamente). El resto de las pocas victorias y empates cosechados por el Betis transcurrieron sin excesiva dificultad, en ocasiones por deméritos del rival.

Si a la escasa competitividad del conjunto bético durante un campeonato liguero de 38 jornadas se le suma que ha sido vapuleado en más de una, dos y tres ocasiones, difícilmente se pueda hacer de este curso algún balance positivo. Ante Barcelona y Madrid los pupilos del ex-entrenador Gustavo Poyet fueron goleados por 6-2 y 1-6 respetivamente. Ya con Víctor Sánchez del Amo en el banquillo el equipo ha sufrido apabullantes derrotas como los dos 4-1 ante el Granada y Las Palmas, el reciente 1-4 en casa ante el Alavés y el último 4-0 en la visita a Leganés.

Los verdiblancos han ofrecido, sin ningún género de dudas, un rendimiento equiparable al de un equipo que lucha por no descender. Aunque tres sean las posiciones que separen al conjunto bético de los últimos puestos de la tabla, en números no hay tantas diferencias con respecto a los equipos situados en descenso. El Betis ha perdido el mismo número de partidos que el Leganés (19). El Betis ha marcado los mismo goles que el Osasuna (38) y menos que Sporting (39) y Deportivo (40). El Betis ha encajado los mismo goles que el Deportivo (61) y más que el Leganés (53).

A día de hoy, tras la vergonzosa goleada en Butarque, muchos se preguntan cómo puede estar el Betis, con un nivel de juego y actitud tan bajo, salvado desde la jornada 34. Pues si con 37 puntos en la trigésimo sexta jornada los verdiblancos se sitúan como 15º clasificados es gracias a que el nivel de LaLiga ha bajado drásticamente esta campaña. En otras palabras, si no fuera por equipos como Osasuna, Granada, Sporting, Leganés o Deportivo, el Betis sería uno de los más claros candidatos a ocupar un puesto en el farolillo rojo de la clasificación.

Deja un comentario