Víctor, en su despedida: “El escudo está a una altura y el equipo está en otra”

El hasta ayer entrenador del Real Betis Balompié, Víctor Sánchez del Amo, quiso despedirse del club en una rueda de prensa en el estadio Benito Villamarín. Víctor no ha tenido la continuidad que desearía debido a los últimos resultado deportivos que está cosechando el cuadro bético y en la tarde de ayer martes se anunciaba su sustitución

En la llegada a sala de prensa se veía a un Víctor triste, sabiendo que una etapa que prometía en su llegada se ha visto truncada en el plano deportivo.

“Muchas gracias al club por cedernos este espacio para despedirnos. Muchas gracias a todos los que habéis venido. Muchas gracias a la directiva, al presidente, que acabamos de estar despidiéndonos. Al vicepresidente, al director deportivo… a todas las áreas porque ha sido un placer trabajar con este ambiente. Nos han facilitado todo y teníamos mucha ilusión en este proyecto. Aquí está todo mi equipo de trabajo junto, como desde el primer día. Para seguir dando gracias el siguiente paso sería empezar a hablar de los jugadores. Nos hemos despedido ahora de ellos, ha sido muy emotivo. Pero antes de hablar de los jugadores, cuando tuvimos la primera reunión por llegar éramos conscientes de las complicaciones del club en los últimos años. Ahora sí os podemos contar cosas de vuestro interés. Esa propuesta de trabajo era de una temporada y la segunda era por objetivos. Entendíamos que el reto era complicado. No habíamos participado en la planificación y había una dinámica negativa de resultados y ambiente, por lo que aceptábamos el proyecto si teníamos un año más. Y acabó siendo así, si no, no hubiéramos firmado. Damos gracias porque hemos trabajado bien y hemos tenido la máxima dedicación. Nos llevamos un aprendizaje tremendo. Les agradecemos su implicación desde el primer día. El momento era muy complicado pero este escudo es muy grande. El escudo está a una altura y el equipo está en otra. La idea era trabajar para poner al equipo a la altura del escudo. Era un reto lograrlo con el ambiente que había, de ahí que nuestras vistas estuvieran en la próxima campaña. Hasta la semana antes del partido con el Leganés hemos mantenido reuniones de planificación”.

Víctor dejó claro en todo momento el compromiso mutuo con los jugadores, de los que se ha despedido de una forma muy emotiva: “está clara la decisión que se ha tomado y, a pesar de ella, para nada sentimos rencor ni resquemor. Estamos tremendamente agradecidos al Betis. Lo que le hemos dicho a los jugadores es que proponíamos cambios, de sistemas y de jugadores. Han sido valientes al seguirnos. Se mira todo con lupa y una tensión muy alta. A raíz de la victoria ante el Celta la plantilla soltó tensión. No vemos dejadez de los jugadores después, no ha habido falta de actitud. Ha habido errores por intentar hacer cosas. Hasta se lo aplaudimos. Ese bajón afectó a partir de la segunda parte del Alavés, porque ante el Athletic competimos bien. Los goles recibidos han sido todos iguales. Y también nos ha lastrado mucho la falta de gol, sobre todo por no haber podido contar con Sanabria. Toda la responsabilidad ha recaído sobre Rubén, que no puede asumir todo. Los jugadores me han hecho el mejor regalo posible, que son las botas del primer gol de Ceballos en Primera”.

A la hora de ser preguntado por la ratificación en su puesto hace escasas semanas y su destitución poco después, él argumenta que “entendemos que el presidente dijera que una decisión prevista, hay que tener plan A y plan B. De hecho, hemos sentido la confianza hasta el último momento. Después del resultado del Leganés, y teniendo en cuenta el ambiente de crispación y el problema político del club, defendemos a los jugadores, que siempre se dice que bajan la intensidad. Creemos que el bajón del equipo ha sido por un desgaste físico brutal. El equipo ha sufrido un gran desgaste mental por la presión. El miedo a no fallar se nota. No es normal jugar con tanta presión. Eso sí, yo no culpo a la afición de nada, de hecho es la principal víctima. La afición va a chillar a los jugadores, al entrenador, a la directiva… pero no podemos poner peros. Cuando se juega con miedo hay mayor desgaste. Es una plantilla muy nueva, pero ni siquiera los más veteranos están acostumbrados a ello. Aquí se devoran entrenadores, directores deportivos, presidentes…”.

Víctor insistió en decir que “No hemos tenido buenos resultados y, por supuesto, hemos tenido muchas equivocaciones. Pero también acierto. En este ambiente, cuando el equipo se ha ido incluso a Segunda, el dejarlo en Primera, aunque fuera una obligación, permite al club trabajar en el futuro. El Betis siempre está empezando proyectos y los rivales tienen continuidad. Eso afecta mucho a los resultados. Estamos destituidos del Betis por todo este ambiente que hay y por los resultados. En las tres destituciones que hemos tenido hemos logrado los objetivos. En el Betis no se ha logrado el proyecto deportivo, pero queríamos poner las bases para el futuro. En las circunstancias en las que hemos tenido que trabajar, al menos hemos salvado al equipo”

Las últimas palabras de Víctor fueron de agradecimiento al club y a todos los que lo componen: “nuestro agradecimiento a la afición, porque es la principal víctima de que no se logren los objetivos año tras año. Al menos nos quedamos con los buenos momentos vividos con la afición, que han sido mágicos. Esto nos hará crecer. Las cosas de hace meses no tienen relevancia ahora. Yo he sentido la confianza de la dirección deportiva, de la presidencia y de todo el equipo. De hecho, hasta la semana pasada hemos mantenido reuniones de futuro. Entendemos las reglas de este juego, en el que siempre se rompe todo por el entrenador. Yo no tomo la decisión, las explicaciones las tiene que dar la parte que la toma. Llevamos mucho tiempo en el mundo del fútbol y nada nos sorprende ni nos deja de sorprender. Teníamos muchas ilusiones puestas en la próxima temporada. Creo que todos los proyectos tienen su dificultad, la posición del entrenador es complicada. Estoy convencido de que la actual directiva está capacitada para solucionar los problemas que hacen que el Betis no arranque y tenga continuidad. Yo no le tengo que hacer recomendaciones al Betis, solo puede darle gracias y desearle lo mejor al club y a Alexis, que será el que dirija al equipo en los dos últimos partidos”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.