La era Setién: su método y el Betis

Los estilos de juego en el fútbol es algo que provoca numerosos debates a pie de calle o redes sociales. Algunos son defensores a ultranza del juego ofensivo y con balón y otros partidarios de defender mucho tiempo y bien. Ambas ramas son legítimas. En mi opinión, un entrenador tiene que transmitir a sus equipos lo que siente, ya sea un estilo u otro. El caso de Enrique Setién Solar es así.

Nacido en Santander, Quique es un hombre de principios en cuanto al juego. Siempre ha sustentado su idea a pesar de los miedos que el aficionado o directivos siempre han transmitido (en categorias como 2aB). Su principal arma es el convencimiento absoluto de que su idea es la que más se acerca a marcar más goles que el rival y en consecuencia a los tres puntos. Cada jugador pone un poco de sacrifcio para que el colectivo practique al unísono el juego posicional, algo que lleva tiempo asimilarlo. Pasamos a analizarlo tácticamente:

Cualquiera que haya visto un pequeño tramo de la UD Las Palmas durante el último año y medio sabe que ha sido un conjunto eminentemente asociativo. El juego de posición es el método, el balón llega a los jugadores y no al revés. Como vemos en la imagen, los centrales circulan con el portero en superioridad hasta encontrar gente libre detrás de la presión rival. 4-3-3 en fase ofensiva y 4-1-4-1 en defensiva.

El campo se ocupa en su máxima anchura para otorgar espacio a los jugadores interiores. Cada poseedor tiene varias líneas de pase abiertas y el objetivo es engañar al rival: si empiezan por dentro acaban por fuera, si empiezan por derecha acaban por izquierda y viceversa. Atraer al rival a un lado para hacer llegar el balón a un compañero del otro (y no al revés), que esperará libre. Los atacantes permanecen fijos con la defensa para estirar al rival lo más atrás posible, lo que se traduce en espacios para jugar por dentro.

El poseedor normalmente tiene opciones de pase en diagonal por delante. Que sea en diagonal es fundamental ya que el receptor estará bien perfilado cuando le llegue el balón. En la imagen vemos como hay gente entre líneas en todos los sectores y bien perfilados (a excepción de Boateng que se encuentra completamente de espaldas). Todo ello suma a una correcta fluidez de juego.

El primer objetivo es elaborar y llegar a finalizar aunque sea a un ritmo pausado. Sin embargo, tener el balón de esta forma en campo contrario consigue desordenar al rival y hacer posible una buena presión cuando se pierde el balón. Todo ello buscando reciclar una nueva posesión, algo que psicológicamente influye mucho en el rival. Provocar su error al perderla y restarle tiempo en toma de decisiones es clave. La sensación de ahogo es total si se consigue atacar durante mucho tiempo y bien.

Es por ello que la presión alta va a ser otra de las señas de identidad del fútbol de Setién. Línea defensiva adelantada y jugadores activos en campo rival forzando el error de éste. El achique es total pero tiene sus riesgos: un balón a la espalda que sume un buen desmarque o un error en la marca del pasador puede ser letal.

Por último y a modo de valoración personal, creo que la llegada de Setién al Betis se produce en el momento idóneo. Muchos años sin un equipo con personalidad y que tenga un patrón de juego claro, que sea protagonista y que no se sienta inferior a nadie. Su modelo de juego es algo que no se asimila en un dia ni en dos. El tiempo es clave en este aspecto y el aficionado debe concienciarse de que el fútbol no es cosa de dos semanas o un mes y más en enclaves como este.

Lo fácil hubiese sido rechazar esta “casa de locos” en la que se ha convertido el Betis actual, pero el hecho de que el cántabro lo afronte como un reto personal y de crecimiento en su carrera me hace convencerme aun más de su llegada.

A jugar don Quique, estamos deseosos de ver su Betis.

Pepe Tokoro

Estudiante de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, apasionado del Fútbol como juego. Actualmente entrenador de equipo Infantil. Puedes leerme en tercerhombreblog.wordpress.com o en Twitter en @PepeTokoro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.