REPORTAJE | ¿Inyección económica o trampa?

1498473897

La noticia ha saltado hoy en “El confidencial”. Este medio de comunicación lanza una investigación en la cual se confirma que están a la venta los terrenos pertenecientes a los aledaños del Benito Villamarín, a través de una empresa inmobiliaria poco o nada conocida, Realty Business Center. Un solar que hoy por hoy pertenece al Ayuntamiento pero en el que, según el informe que ha sacado la propia web y que podeis ver a la izquierda de este mismo texto, figura el Real Betis como propietario, y por el cual se podrían pagar 70 millones de euros.

Esto es algo de sobra conocido, de hecho el propio Presidente de la entidad ha reconocido en

varias ocasiones que están en negociaciones con el Ayuntamiento para hacerse con la propiedad de los terrenos respectivos a lo que comunmente se llama como “explanada de Preferencia”, a cambio de una serie de requisitos, entre ellos, finalizar la obra del Estadio Benito Villamarín y comprometerse a edificar ese terreno con un centro cívico, oficinas para el propio club, etc. además de una necesaria modificación del PGOU. De ahí la posible prisa del órgano de administración bético para acabar con las obras. Esa “buena relación” con el Ayuntamiento, a través del cual se pudo hacer el negocio para la adquisición del equipo de Baloncesto de la Ciudad como parte del Betis. Pero la visión que ofrece el artículo va más allá de un futuro en el que el Estadio bético esté completamente terminado y los béticos felices con él. Su autor, Fermín De la Calle, ofrece una visión más empresarial del asunto, diciendo que el terreno en cuestión está en venta y que esa venta podría suponer unos 70 millones de euros para el Betis, dinero con el cual se podría desbloquear la situación institucional del club y por tanto este podría revalorizarse. Habla incluso de una oferta que el ex jugador del Real Betis, Antonio Álvarez, mejor conocido como “Ito”, trajo a Lopera a principios de este año por parte de un inversor chino a cambio de 50 millones de euros por sus acciones a fecha de ese mismo día y unos 120 millones con la situación

insitucional solucionada.

¿Sería el negocio del siglo para el Real Betis? O por el contrario, vista la experiencia de inversores exóticos en la Liga Española, ¿podría ser un nuevo quebradero de cabeza para el club? ¿Se busca lo mejor para el club o se busca lo mejor para que el club sea más rentable y por tanto se convierta en una mejor opción de negocio? Muchas dudas a la vista.

 

Deja un comentario