Reunión para hacer frente a lo que resta de mercado con los ingresos recibidos por Dani Ceballos

A falta de mes y medio para el cierre del mercado de traspasos de verano, el Betis se ha desprendido de varios jugadores que han dejado una nada despreciable cuantía económica. Piccini y Petros dejaron 3’5 y 2’5 millones con sus marchas al Sporting Portugal y al Sao Paulo, respectivamente. Por otro lado, el traspaso de Bruno al Getafe ha supuesto que entrase poco menos de un millón de euros en las arcas del Benito Villamarín. A estas tres salidas que han supuesto un aporte económico para el Betis, hay que sumarles las de Dani Pacheco y Portillo quienes, cedidos el año pasado en el propio cuadro azulón, han sido traspasados al disputar un número de partidos con los que su compra se hacía obligatoria.

Pero si por un jugador ha sacado tajada el Betis, como es sabido por todos, es por Dani Ceballos. El utrerano, recientemente nombrado mejor jugador del Europeo sub-21 en el que la selección española cayó derrotada en la final ante Alemania, ha dado el salto al Real Madrid y su traspaso se ha tasado finalmente en los quince millones que suponen su cláusula.

De esta forma, y pese a haber incorporado ya hasta a seis fichajes -Sergio León, Camarasa, Tello, Barragán, Jordi Amat y Guardado- en los que ha invertido alrededor de 17 millones, el conjunto verdiblanco cuenta con 22 millones más para gastar. Es por esto por lo que se avecina una reunión en las oficinas de Heliópolis para tratar las prioridades en cuanto a los fichajes que se realizarán en las próximas semanas.

Con esa cantidad, que podría ser mayor incluso si se concretan las salidas de Aissa Mandi y de Jonas Martin, se pretende en una primera instancia la adquisición de un defensa central de garantías, a poder ser que ocupe el costado zurdo del eje de la zaga; de un centrocampista defensivo, algo que no llegó el curso pasado pese a que sonasen jugadores como Lemina o David López y que posiblemente lo notase y, mucho, el equipo a lo largo del año; de un mediocentro ofensivo, que haga olvidar la salida de Dani Ceballos; y de un delantero centro, en el caso de que las opciones para esta demarcación fueran razonables tanto por el nivel del jugador como por lo que habría que abonar por su fichaje.

Marcada esta hoja de ruta, el Betis tratará de cerrar los fichajes a la mayor brevedad posible y con el objetivo de que éstos signifiquen un crecimiento notorio para el equipo. Algunos de los nombres que se han relacionado con más fuerza con el cuadro verdiblanco en los últimos días son los de Marcano, Feddal, Pasalić o Tana. De los dos primeros solo se ficharía a uno, pues ambos ocupan el centro de la defensa. Pasalić, por su parte, llegaría para sumar en la medular, y Tana, por último, quien ha trabajado durante año y medio a las órdenes de Quique Setién en Las Palmas sería concebido como el sustituto de Dani Ceballos.

No obstante, no se realizarán muchos más fichajes de los que realmente se requieren. Para este año se prevee que la plantilla sea corta y que se tire de algunos de los jugadores del filial en caso de que sea necesario. Quique Setién se reconoce como un amante de la cantera y por tanto lo ve con buenos ojos. Y es que no fueron pocos los jugadores del segundo equipo que dieron el salto o debutaron en Primera División con la Unión Deportiva Las Palmas durante la estancia del preparador santanderino en la isla.

Fuente: Al Final De La Palmera.

Deja un comentario