Quique Setién y el sistema de juego: “Estamos asimilando conceptos, los jugadores tendrán claro que hacer”

El entrenador del Real Betis, Quique Setién, ha atendido este mediodía a los medios oficiales del club en los que ha hecho un primer balance de la pretemporada, del sistema de juego y los jugadores de la plantilla.

Stage en Alemania: “El stage que hemos hecho en Alemania es un poco el añadido al resto de la pretemporada que llevamos. Es un periodo de conocimiento, de integración de los conceptos que uno quiere transmitir y de ver realmente las posibilidades que me ofrece la plantilla que hemos dispuesto hasta este momento. También, los recursos que tenemos para afrontar después con garantías el campeonato. Ahora es un periodo muy importante porque nos vamos conociendo todos. Se van conociendo, primero, los jugadores al entrenador, y qué es lo que éste propone. Luego, los jugadores entre sí. Para mí es muy importante toda esta fase, que todavía se va a alargar no sé cuánto tiempo. Siempre he tenido la idea o ha sido así, de que hasta que no pasan dos meses de competición, tú no conoces en profundidad a todos tus futbolista y lo que son capaces de dar en cada momento en el contexto en que tú te vas a mover. Este periodo se va desarrollando para eso, para saber realmente de lo que dispones. Ahora mismo necesito saber de mis futbolistas cómo compiten, cómo se asocian entre ellos y cómo afrontan la competición. Son muchas cosas, muchas incógnitas que uno tiene que ir resolviendo en esta fase del campeonato”.

Conocimiento de los futbolistas: “Evidentemente, todo va encaminado a encontrar al equipo ideal que va a competir la mayor parte de las veces, aunque todos van a ser importantes. Algunos jugadores, por sus condiciones y por su manera de adaptarse a lo que tú pretendes, acabarán jugando más que otros. La temporada siempre es muy larga, va a haber tiempo para todos. Sé que hay muchas inquietudes por parte de muchos aficionados que quieren ver al equipo titular pero ahora es realmente imposible. Yo todavía no lo sé, ahora mismo estoy valorando a muchos futbolistas. Tengo cuatro centrales, cuatro laterales y bastantes mediocentros. Delanteros ahora mismo no tenemos a muchos porque por una serie de circunstancias como lesiones y que faltan por incorporar algunos jugadores. Ahora mismos estamos conformando la idea, pero yo no tengo las cosas tan claras como las pueden tener algunos aficionados”.

Asimilación de conceptos: “Yo no tengo una varita mágica. Cuando tomo las decisiones las suelo tomar con argumentos. Para eso necesitas administrar bien toda la información y que esa decisión que en última instancia vas a tomar esté sopesada y analizada con criterio y con fundamento. Ahora tengo muchas dudas con respecto a muchos jugadores y creo que eso es importante porque me está dando el nivel real que tiene la plantilla. Si yo tuviera las cosas tan claras con respecto a quién va a jugar en cada puesto, creo que sería un error, porque puede pasar que ese jugador que yo creo que va a jugar se me lesiona, como así ha pasado. También hay jugadores con los que cuentas de verdad, pero si a los demás no les has dado la importancia que deben tener, quizás los necesites de cara al futuro. Yo estoy en un periodo de conocimiento, no soy infalible ni pretendo hacerlo todo bien. Solamente tratar de equivocarme lo menos posible. Lo que sí estoy seguro es que cualquier jugador de los que vayan a salir al campo va a saber lo que tiene que hacer. Va a tener su cuota de protagonismo en cuanto a que él va a poder mostrarse a sí mismo dentro de una idea que sí que tenemos que tener clara todos, que es la forma que hemos establecido para jugar, que es mi forma. La forma de muchos entrenadores que piensan del fútbol es como pienso yo. Siempre h tenido la misma idea desde que jugaba, que siempre es mejor tener el balón que correr detrás de él. Aunque en esto hay muchas cosas que para mucha gente es difícil de entender y de encajar, trataré de convencer a todo el mundo como trato de convencer a mis futbolistas de lo que yo estoy convencido. Por eso realmente estoy aquí. La primera vez que hablé con el Club lo dije: vosotros me habéis contratado a mí porque habéis visto cómo han jugado mis equipos anteriores y se supone que queréis que el Betis juegue como mis ellos. Y si no pensáis que esto va ser así, es mejor que fichéis a otro entrenador porque yo no voy a cambiar. Voy a evolucionar, voy a matizar muchas cosas con respecto a la idea que yo tengo, pero en la esencia, nosotros vamos a tratar de convencer, como estamos haciendo con los jugadores, también a los aficionados. Para que entiendan que con esa manera de jugar, que es como cualquier otra, asumes los riesgos y vas a tener los beneficios que vas a tener con todas, pero que ahora es una manera nueva y diferente de hacer las cosas. Que es una idea en la que creemos y que estoy seguro de que el 95-96% de los futbolistas que tenemos ya están convencidos de que esa es la mejor manera en la que ellos se van a poder expresar”.

Salida de balón dentro del sistema: “Esto es quizás es lo más complicado, lo que más riesgo parece que supone. Pero la realidad es que eso es una parte muy importante de todo el aspecto global que entendemos como básico para poder desarrollar nuestro fútbol. Sé que hay mucha gente que no contempla bien esos riesgos que asume el portero y a veces los centrales, porque no le ven un beneficio real a todo eso, pero la realidad es que es así. Yo podría sacar infinidad de imágenes de los años anteriores en los que he entrenado en los que esa salida de balón y la continuidad que le da el portero a nuestros centrales, muchas veces asumiendo ciertos riesgos, acaban en un beneficio muchísimo mayor que algún error que se pueda producir y que va a quedar señalado en la memoria de muchos que interpretan que eso no habría que hacerlo. Para nosotros es muy importante que el portero asuma esa responsabilidad, como todos los centrales. Esto entra dentro de la idea general porque nos da muchísimo más beneficio que el perjuicio que nos pueda causar el día que el portero cometa un error. Es más, si alguien hay que atribuirle ese riesgo y esa responsabilidad, es a mí. Los jugadores están absolutamente liberados, o deberían estarlo, de la responsabilidad que lleva eso, porque yo soy el que les exige que hagan eso. Cualquier error que puedan cometer, lo voy a asumir yo. Lo que no puede ser es que un día o varios días hagamos un gol, al día siguiente haya un error que nos pueda costar un gol y que yo le diga al portero: ‘no, esto ya no lo hagas’. La convicción que tengo en mi forma de hacer las cosas, en jugar como jugamos… si yo dudo hoy con respecto a mañana, con respecto al día siguiente, si no tenemos las cosas claras, no voy a poder convencer a nadie. Creo que es algo que tenemos que asumir todos, entender que es una parte más y que verán cómo, poco a poco, vamos progresando. Esto tiene mucho que ver con el nivel de confianza que tienen los jugadores y que en este momento les transmitimos. Si desde mí mismo o desde la grada le exigimos al futbolista que golpee el balón en largo, el futbolista no va a jugar y acabará no jugando. Jugará otro que lo haga mejor o que por lo menos lo intente. Yo lo que si pediría es el respaldo necesario, el mismo que yo tengo, que también se lo transmita la grada. Al final aquí estamos todos juntos. Es una manera de entender el juego. Ha habido otros años en los que en este club se ha jugado de otra manera y ha habido mucha gente que tampoco ha estado contenta. Cuando vengo aquí, lo hago convencido de que esta idea es la que mejor le va a venir a este club. Yo pienso que me voy a quedar aquí toda la vida, trato de pensar en el tiempo, no pensando en el resultado del próximo partido sino en el tiempo y en que los jugadores adquieran los conocimientos, los hábitos y la estructura mental para desarrollar eso cada día. Que se integren y hacer de esto algo que realmente merezca la pena visualmente de cara a nuestros aficionados. Que al final estamos trabajando para ellos, para que ellos se diviertan. Yo sé que esta es la mejor manera de divertirse jugando al fútbol. Y no te digo nada de los futbolistas, los que están en el campo. Pregúntales a cada uno qué es lo que prefieren: correr detrás del balón o pegarle para arriba de seguido. En esto hay una diferencia clarísima. Cuando uno está contento, tiende a dar siempre lo mejor de sí mismo”.

¿Compensa correr tantos riesgos?: “Hay muchísimo más beneficio que el perjuicio que te causa cometer un error que te cueste un gol. Creo que el año pasado me metieron tres goles en errores que pudo cometer el portero, pero nadie valoró las otras 25, 40 o 200 veces en las que le dimos continuidad desde el portero y acabó con una situación de peligro o gol y en hacer correr al rival. Porque igual sí que no le sacas beneficio en el minuto dos, pero cuando un equipo te aprieta arriba, te exige y te compromete a la hora de sacar el balón, ese equipo está haciendo un esfuerzo enorme, está dejando su portería más vacía. Cuando el portero hace bien ese pase inicial con riesgo, nadie se lo valora. La realidad es que tiene tanta importancia el cómo el que ha metido el gol al final. Porque no ha rifado el balón, no se la ha puesto ahí arriba, que generalmente la recupera el rival cuando haces un golpeo en largo. Eso te permite seguir teniendo el balón, hacer correr al rival y que no te cree ocasiones. En otras circunstancias, si te encierras ahí atrás y acabas golpeando el balón en largo permanentemente, al final le estás dando la opción al rival de hacer un gol. Sé que la imagen que se va a quedar grabada es el portero cuando da el pase y el delantero la intercepta y te meten gol o hay una ocasión de peligro. Pediría que se viera también lo otro porque eso da muchísimo más que el hecho de que en un momento determinado te puedan hacer un gol. Yo lo asumo, he tomado parte por esta forma de entender el juego, por esta filosofía y asumiendo todas estas cosas. A mí me va bien, creo que había un consenso bastante generalizado en que yo viniera a este club porque creían en esto, porque han visto y han dicho: ‘qué bien juega Las Palmas’. El Betis jugará bien pero tiene que ser gracias a eso y asumir todos que habrá momentos de dificultad. No podemos debilitarnos por momentos ni perder las convicciones por momentos puntuales en que no te puedan salir bien. Ya sé cómo es el fútbol y ya lo tengo asumido. Al final, todo el mundo quiere ganar, pero a mí me importan las formas.  Eso va conmigo y esto es de lo que trataré de convencer a mis futbolistas, porque son los primeros. Realmente, cuando al portero le dices: ‘no, no, como no hagas esto no vas a jugar’. ‘Joder, míster, es que me pones en un compromiso’. O los centrales cuando les dices: ‘es que tienes que salir y dividir’. ‘Joder, míster, es que yo estoy más contento pegándola para arriba’. Ya, pero te estoy planteando una serie de circunstancias que te van a hacer a ti muchísimo mejor futbolista y vas a adquirir registros que tú antes no tenías. Si los demás compañeros están bien colocados por delante, tu compromiso va a ser menor. Todo esto entra dentro de un contexto general. No es algo puntual ni detalles. Es todo y todos tienen que entenderlo. Cuando hablo de todos, lo que le pido siempre los que son más escépticos es que nos den tiempo de convencerlos. Que no piensen que porque hayas perdido cuatro partidos en pretemporada o te hayan robado el balón, haya muchas dudas, incertidumbres y demás, que nos den un margen para demostrarles que este camino es tan válido como puede ser cualquier otro”.

Plantilla actual: “Es muy evidente que cada futbolista tiene sus condiciones, pero sorprendería mucho saber que hay muchos futbolistas que todavía les está costando entender lo que les estamos pidiendo. Dónde se tienen que colocar, cuando tienen que ir a los espacios, cuando tiene el balón el central y dónde tiene que estar colocado el lateral. Hay muchos detalles que ellos todavía no interpretan del todo bien. Pero es una cuestión de interpretación porque lo que se les está pidiendo, ya que hay jugadores que no lo han hecho en su vida. El año pasado o el anterior, había un jugador que llevaba 14 años jugando y era el jugador que más partidos jugaba en la historia de la UD Las Palmas, Dani García. Él no era consciente de lo que era capaz de hacer en la salida de balón. Lo que le estábamos pidiendo nosotros jamás se lo habían pedido. Hay muchos futbolistas ahora que vienen de jugar de una manera totalmente diferente a los que les estamos pidiendo. Ahora estamos tratando de poner muchísimas imágenes de conceptos, de movimientos, de zonas, de dónde se tienen que ubicar y de lo que tienen que hacer para que vayan entendiendo qué pretendemos de ellos. Muchos jugadores tienen tendencia a recibir el balón de espaldas y jugar de cara hacia atrás y nosotros pretendemos que ese jugador reciba, que se gire y que juegue hacia adelante. Siempre. Para eso tiene que estar bien colocado, no es lo mismo que esté aquí o aquí. Todo ese proceso lleva su tiempo de encajar. Yo no voy a poder cambiar todos los futbolistas y sus condiciones, pero si les voy a poder mejorar en sus matices, en lo que pueden dar. Aquí todos van a ser importantes, todos son válidos, pero sí que es cierto que los que mejor hagan lo que les propines, lo receptivos que están siendo para aplicarse en todo lo que le estás pidiendo, es ejemplar. Yo se lo he repetido ya muchas veces desde que he llegado. Tienen una actitud espectacular para entender lo que les estamos pidiendo, lo quieren desarrollar en todo. Se ve que hay un entusiasmo. Es verdad que muchos se equivocan, pero esto es un periodo de conocimiento, de pruebas, de entendimiento de muchas cosas. Ahora nos queda seguir trabajando. Creo que hay muchas fases de los partidos que hemos jugado en los que hemos visto de lo que somos capaces de hacer. Sí que hay otras cosas que vamos a tener que corregir y que son detalles que hay que mejorar, pero estoy contento porque veo que hay una actitud extraordinaria porque hay muchos momentos de los partidos que yo veo lo que pretendemos. Eso nos va a llevar a jugar bien y como consecuencia de esto, nos tendría que llevar a ganar muchos partidos”.

Importancia del mediocentro: “Todos los jugadores son importantes, pero sí que el mediocentro es un jugador esencial porque lo primero que tiene que hacer es entender el juego y tener la capacidad para gestionar el balón conforme a cómo lo recibe y cómo lo tiene que pasar después. Tiene que entender perfectamente dónde ubicarse en cada momento porque es un poco la referencia, el que nos va a hacer jugar. Quizás le damos un poco más de importancia a esta posición porque es un jugador que debe tener ciertas condiciones de inteligencia. Más que de saber correr, es la inteligencia necesaria para gestionar bien el balón y estar bien colocado”.

Deja un comentario