Los 10 momentos más importantes de los 110 años de vida

El Real Betis Balompié cumple 110 años de vida. 110 años de una pasión desborada, de unos colores, de una afición que engrandeció Sevilla y que en poco tiempo pasó a formar parte de la idiosincrasia de la ciudad, siendo un club querido y representativo de toda España. En este reportaje, repasaremos los 10 momentos más importantes de la Historia del club, desde la unión entre Betis C.F y “el Balompié”, hasta la Copa del Rey de 2005.

  1. Unión entre Real Betis FC y Sociedad Sevilla Balompié

Fue en diciembre de 1914 cuando por gestión del entonces presidente Rodríguez de la Borbolla, el Real Betis FC se fusionó con el Sociedad Sevilla Balompié, club que tenía su fundación en 1907 y data los primeros orígenes del club, mientras que el Betis Foot-ball Club nace de una excisión del Sevilla FC por discrepancias de la entoces directiva. En 1910 se institucionaliza este club.

En 1914, y pese a unas primeras críticas, la Sociedad Sevilla Balompié absorve al Betis FC, que por aquel entonces ya había recibido el título de Real por parte del Rey Alfonso XII, pasándose a llamar Real Betis Balompié, un nombre que enorgulleció a todos y se ha convertido en seña de identidad hasta la actualidad, siendo uno de los nombres más antiguos del futbol español. Con la fusión, se unieron el palmarés de ambos conjuntos, los jugadores y se usó el terreno de juego de las Tablas Verdes en el Prado de San Sebastian. Fue el primer hito histórico.

2. Ascenso a Primera División

Tras una época dorada a finales de los años 20 y principio de los 30, siendo el Real Betis el primer equipo sureño en plantarse en la final de la Copa de España en la que cayó derrotado ante el Athletic Club de Bilbao en 1931. Un año más tarde, el Real Betis se proclamó campeón de la Segunda División tras varios años quedándose muy cerca y logró el rontundo éxito de ser el primer club andaluz en disputar la máxima categoría del futbol español. En 1933 el Betis hizo Historia jugando en Primera División, ante sala de los éxitos venideros en la década de los 30.

3. Campeón de Liga en 1935

El Real Betis logró en 1935 proclamarse Campeón de Liga, toda una hazaña para un club que había debutado en Primera División tres años antes y que tras una gran política de fichajes, trayendo a jugadores experimentados, el club verdiblanco logró ser el primero de Andalucía en colocar en sus vitrinas la Copa de Campeón de La Liga. En una temporada en la que en 22 partidos (solo había 12 equipos) el Betis logró 34 puntos, uno más que el Real Madrid que quedó subcampeón. El Betis cantó alirón en plena Feria de Abril, ganando en Santander por con un rotundo 0-5.

4. El Gran Presidente

En 1954 y tras siete años en Tercera División, el Real Betis lográ salir del pozo y las penurias por las que había pasado desde que en 1936 descendiera a Segunda División. Fue entonces y tras el regreso a la categoría de plata cuando llegó al Real Betis uno de los personajes más importantes de su Historia. Fue Benito Villamarín Prieto, un empresario gallego que en 1955 coje las riendas del club para devolver el esplendor perdido en los últimos años. El Betis logró volver a Primera en 1957 y Villamarín, empesario de éxito, reordenó el club institucionalmente, aportó su capital y compró el Estadio de Heliópolis para la propiedad del club. Fue el Presidente que sacó de la cantera a Luis del Sol, y también el que tuvo que venderlo para hacer negocio. Apodado “el Gran Presidente” por el cariño mutuo que se vivía con él, solo pudo derrotarlo un cancer en 1966, momento en el que el estadio pasó a llamarse Benito Villamarín.

5. La Copa del Rey de 1977

Tras una depresión vivida en el club debido a la muerte de Villamarín y el descenso a Segunda, el Betis logra consolidarse en 1974, después de algunos años de ascenso y descensos. Fue entonces cuando en 1977, el Real Betis logra levantar su segundo título nacional de su Historia. Una Copa del Rey que estrenaba esa denominación tras la muerte de Franco y fin de la dictacura. En el Vicente Calderón, el Betis de Esnaola, Bizcocho, Biosca, Sabaté, Cobo, López, Alabanda, Cardeñosa, García Soriano, Megido, Benítez, Eulate y Del Pozo se impuso tras 21 penaltis al empate a 2 en los 90 minutos. Esnaola detubo el penalti a Iribar y el Betis se proclamó Campeón bajo el cielo madrileño. Además, el equipo logró la clasificación para la UEFA en la que su mayor hito fue eliminar al AC Milan, aunque en esa temporada el Betis descendió a Segunda sorpresivamente.

6. Principio de la era Lopera.

En 1991, la RFEF obligó a los clubes a cumplir la Ley de Saneamiento, por la que debían convertirse en Sociedades Anónimas. El Real Betis, con Hugo Galera como presidente, estaba en Segunda División y con la obligación de lograr una ampliación de capital a 1.200 millones de pesetas, por lo que peñas, béticos reconocidos y anónimos iniciaron la búsqueda de toda reunión posible de dinero para afrontar el cambio y no exponerse a la desaparición. Al final, el que era vicepresidente económico del club, Manuel Ruiz de Lopera, logró efectuar el pago y lograr el cambio a S.A. convirtiéndose en máximo accionista y presidente a los pocos años. En la época fue exaltado como salvador, además de ser el presidente de una de las épocas más gloriosas del Betis.

7. Primera etapa de Serra Ferrer y final de Copa del 97.

Tras el regreso a Primera en el recordado partido en Burgos en 1994, el Betis volvió a saborear las mieles del éxito de la mano de un entrenador con poca experiencia pero de marcado acento mallorquín. Se trató de Lorenzo Serra Ferrer. El “Sargento de Hierro” clasificó al equipo 3º en su año de recién ascendido, siendo equipo revelación y disputando una campaña más tarde la UEFA. Una temporada más tarde, el Betis queda 4º y se mete en la FInal de la Copa del Rey en la que cayó derrotado en el Santiago Bernabeu ante el FC Barcelona por 3-2 en un partido de infausto dolor y recuerdo para los béticos. Con una plantilla de nombres que en la actualidad se recuerda con un brillo en los ojos, los Jaro, Ureña, Vidakovic, Alexis, Finidi, Jarni y Alfonso están considerados una de las mejores plantillas de la Historia.

8. Segunda etapa de Serra Ferrer y Copa del Rey de 2005

Tras el fiasco de la final de Copa de 1997 y la marcha de Serra Ferrer, el Betis vuelve por sus derroteros y desciende a Segunda en el año 2000, aunque retornó a Primera tan solo un año después. Fue en 2004 cuando el Betis vuelve a llamar a Serra Ferrer después de convertirse en un fracaso en la dirección de cantera del FC Barcelona. El mallorquín clasificó 4º al Betis, logrando ser el primer club andaluz en disputar la entonces llamada Liga de Campeones y además, se sacó la espinita al ganar la Copa del Rey al C.A. Osasuna de nuevo en el Calderón, que se convertiría así en estadio talismán para los béticos. Serra Ferrer se convertiría en uno de los entrenadoes más alureados y con mayor número de partidos en el banquillo.

9. La Champions League en 2005/06

Al quedar 4º en Liga, el Betis se clasificó para la Liga de Campeones en su edición de 2005/06 teniendo que clasificarse en una ronda previa ante el Mónaco. El Betis venció en casa por 1-0 gracias a un solitario gol de Edu. En el estadio Luis II del principado, el Betis sacó un valioso empate a dos con sendos goles de Oliveira certificando así su presencia en la fase de grupos en la que se enfrentó a Liverpool, vigente campeón; Chelsea FC que entonces era considerado el mejor equipo del mundo; y el Anderlecht, todo un clásico de la máxima competición europea. El Betis quedó 3º tras dos victorias y un empate. En el recuerdo de todos queda el empate en Anfield y la victoria en casa por 1-0 ante el Chelsea de Mourinho gracias a un gol de Dani. Las lesiones de Oliveira y Nano lastraron el resto de la temporada del Real Betis.

10. Fin de la era Lopera

Como explicamos en el epígrafe del inicio de la era Lopera, fue considerado todo un salvador al encontrar el capital necesario para el saneamiento y certificación de la Sociedad Anónima, pero en sus últimos años y tras varios desastres deportivos, salió por la puerta de atrás y propiciando una venta de sus acciones que degeneró en una de las mayores verguenzas de la Historia del club, que estuvo en ley concursal e intervenido judicialmente durante varios años. Hace poco se oficializó el fin de la era Lopera, al alcanzar el club, las plataformas, Bitton Sport y el propio Manuel Ruiz de Lopera un pacto de compra de su paquete accionarial que será puesto a la venta para abonados, accionistas y béticos.Se ponía así fin a los años de penurias económicas y devolución de una deuda que alcanzaba los 90 millones de euros, que lastró demasiado la planificación deportiva. En esta época aparecen los nombres de Ángel Haro y José Miguel López Catalán, dos empresarios y accionitas béticos que impidieron a golpe de acción que Manuel Castañó, mano derecha de Loopera, volviera al club y pusieron la primera piedra de un Betis moderno, saneado y con un futuro lejos del negro del pasado.

 

 

 

 

Deja un comentario