La historia más reciente sitúa al Deportivo como el rival más duro en el Benito Villamarín

El Benito Villamarín acogerá este sábado el duelo entre el Betis y el Real Club Deportivo de La Coruña. Será el segundo enfrentamiento que se vislumbre en el feudo verdiblanco desde su ampliación. Los verdiblancos, superiores sobre el papel a los gallegos, tratarán de sumar su segunda victoria consecutiva como local al mismo tiempo que olvidar la derrota del pasado domingo ante el Villarreal en el Estadio de la Cerámica.

Sin embargo, y aunque en las dos últimas campañas ligueras y en lo poco que se lleva disputado de ésta el Betis ha obtenido en reglas generales mejores resultados que los blanquiazules, lo cierto es que en lo que va de siglo solo se han impuesto una vez a éstos en la competición doméstica.

Es cierto que la temporada pasada estos conjuntos se vieron las caras en los dieciseisavos de final de la Copa de Su Majestad el Rey y en el partido de ida de esta ronda bastó un gol de Tonny Sanabria de cabeza tras previo centro de Durmisi para que los entonces entrenados por Víctor Sánchez del Amo se llevaron el gato al agua. Dos semanas después, se disputaría el enfrentamiento de vuelta y los coruñeses le darían la vuelta a la eliminatoria (3-1) y se clasificarían a la siguiente fase.

De esta forma, para rememorar un triunfo de los heliopolitanos sobre el Deportivo en el Benito Villamarín en Liga hay que remontarse a la vigésimo cuarta jornada de la temporada 2004/2005, esa de la que tan buen recuerdo se guarda. Un Betis con Lorenzo Serra Ferrer al mando acabaría ganando la Copa del Rey y clasificándose para la Champions League a final de campaña, pero para eso quedaba mucho todavía.

De aquél encuentro hay que destacar la figura de Marcos Assunçao, pues suyos fueron los dos goles con los que el Betis se impuso a su rival. Primero fue poco antes de que el colegiado decretase el final de la primera parte, al conectar un potente disparo dentro del área que perforó la meta defendida por Gustavo Munúa. Y posteriormente, al comienzo de la segundo período, tras un libre directo. Por todos es sabida la gran habilidad del brasileño en jugadas de este tipo, aunque si bien es cierto esta vez necesitó la colaboración del arquero deportivista, que pudo hacer mucho más para atajar el lanzamiento. Una falta botada desde el costado izquierdo se alojó en el fondo de las mallas, colándose por el primer palo. El 2-0 que campeaba en el marcador ya no se movió y los verdiblancos se llevaron tres puntos importantísimos para seguir persiguiendo el sueño de obtener una plaza europea cuando concluyese el curso de competición deportiva.

Así pues, el Betis hará todo lo posible por cortar esta mala racha que le lleva persiguiendo muchos años en casa ante el equipo coruñés. Y es que, si queremos rizar el rizo, cabe decir que aquella victoria cortó también un largo período sin vencer al cuadro herculino, al que no se ganaba desde la temporada 1997/98. Entrenados por Luis Aragonés, fueron capaces de imponerse a su oponente merced a un tanto de penalti convertido por Alexis Trujillo. Por tanto, se puede decir que el Betis solo ha superado dos veces en Liga al Deportivo de la Coruña en los últimos veinte años. Toca esperar al sábado para ver si en esta ocasión los de Quique Setién consiguen hacerse con un triunfo que les permitiría a buen seguro escalar posiciones en la tabla y llegar en una mejor situación al dificilísimo duelo del próximo miércoles ante el Real Madrid.

Deja un comentario