El Pragmatismo por bandera

Trabajo, esfuerzo y humildad. Son las tres premisas que están marcando la andadura de Antonio Barragán desde que arribó a Heliópolis. Quizá no ha sido el fichaje que más expectación e ilusión ha creado en el seno del beticismo pero si ha sido uno de los que mejor rendimiento ha exhibido hasta la fecha, el cual ha sorprendido a propios y extraños.

Antonio Barragán se convirtió en la segunda incorporación del Real Betis en el pasado mercado estival. Llegó con el objetivo de sustituir al italiano Cristiano Piccini, que abandonó la disciplina heliopolitana este mismo verano con destino Lisboa por una cantidad cercana a los 3 millones de euros. El fichaje de Antonio no fue el movimiento de mercado que más expectación levantó sobre el bético de a pie, es más, causó cierta desidia y rechazo por parte de ciertos sectores del beticismo que no lo veían como el sustituto ideal para Piccini, puesto que no cumplía un requisito importante. No era el prototipo ideal para dar un salto de calidad en una posición en la que el cuadro verdiblanco siempre ha tenido grandes lagunas y en contadas ocasiones ha sabido resolver.

Desde que puso el primer pie en la capital hispalense, las dudas se cebaron sobre él y a medida que transcurría la pretemporada esa incertidumbre se incrementaba. El sevillano tampoco daba suficientes motivos para no desconfiar y hacer desaparecer esa inseguridad que rodeaba su figura, ya que su rendimiento fue ínfimo. Lo que entienden de esto, nunca lo vieron como un jugador apto y aprovechable para este nuevo Betis, ni tampoco un complemento ideal para competir por un puesto de titular con el canterano Rafa Navarro.

Pero el tiempo le ha dado la razón a Serra Ferrer y se la ha quitado a aquellos que dudaron en un comienzo de si realmente fue positivo apostar por él. Su inicio de campaña ha sido abrumador. En tan solo seis partidos ha despejado todas las dudas y se ha ganado el respeto de la mayoría. El comienzo de la temporada le ha venido como anillo al dedo mostrándose seguro, rápido, aseado y contundente en tareas defensivas; a nivel ofensivo ha exhibido un nivel óptimo seleccionando meticulosamente el momento adecuado para percutir por su costado y exprimir una de las facetas que más desconocía el público en general de su juego y de la que está sacando todo su jugo el técnico santanderino, Quique Setién. El experimentando lateral sevillano está manifestando una enorme facilidad a la hora de abastecer de balones laterales a sus compañeros de ataque, en Madrid pueden dar buena cuenta de ello.

2

El carrilero andaluz se ha convertido en  uno de los hombres de confianza para el técnico cántabro y se ha convertido en un fijo. Solo se ha perdido los últimos treinta minutos del último encuentro ante el Levante UD del pasado fin de semana, dejando su lugar al canterano bético Rafa Navarro, que hasta ese instante era el único jugador de la plantilla verdiblanca, exceptuando a Joel Campbell, que no había tenido la oportunidad de estrenarse con la elástica de las trece barras en esta temporada.

El peso ofensivo que ha acaparado el ex del Middlesbrough en el esquema de Setién es mayor del que se presuponía en un principio ya que se esperaba una mayor contribución ofensiva desde el costado opuesto, donde la figura del danés Riza Durmisi emergía con fuerza después de cómo finalizó la anterior campaña. En la actual, todavía no ha explotado sus principales atributos y se espera como agua de Mayo que recupere su mejor nivel. En cambio, Antonio Barragán ha dado un paso al frente y se ha erigido como uno de los protagonistas de este nuevo y renovado Betis. Ha participado de forma directa en cuatro de los diez goles que ha anotado el conjunto de la Palmera en la presente campaña y se ha destapado como uno de los hombres más fiables en la circulación de balón.

Es cierto que no es el jugador más mediático, es cierto que no es el más vistoso, es cierto que no es el más decisivo, tampoco es el más rápido ni es un virtuoso con el esférico, pero lo que sí está claro es que pocos jugadores podremos encontrar tan prácticos como él en la actual plantilla bética. Antonio Barragán es, desde luego, un jugador que lleva con orgullo el pragmatismo por bandera.

Deja un comentario