Tonny Sanabria da la victoria en el 92′ a Paraguay sobre Colombia y le permite seguir soñando con ir al Mundial

Dos semanas después de marcar en el descuento en el Santiago Bernabéu lo volvió a hacer. Tonny Sanabria, que ha dejado atrás de una vez sus problemas en el pubis, volvió a marcar un gol decisivo en el tiempo de descuento. En esta ocasión, lo hizo con la albirroja, la camiseta de la selección paraguaya, esa a la que ha vuelto con total merecimiento merced al sensacional inicio de temporada que está cuajando.

El caso es que, a falta de una jornada para que concluya la fase de clasificación de Sudamérica para el Mundial de Rusia del próximo verano, los paraguayos se encuentran en séptima posición, a solo un punto del quinto puesto, que tendría derecho a disputar la repesca y que ahora recae en manos de Perú, y a dos de Chile y Colombia, que ocupan la tercera y la cuarta posición, respectivamente.

No obstante, no dependen de sí mismos para conseguir el objetivo y no solo les valdría la victoria en casa ante Venezuela el próximo martes, sino que además deberían esperar que se den varios resultados si quieren clasificarse o, al menos, estar en la repesca. En el primero de los casos necesitarían una derrota de Chile en Brasil y un empate de Argentina en Ecuador. Para jugar la repesca, en cambio, solo tendría que darse uno de los dos resultados descritos anteriormente si gana. En caso de que la selección guaraní empatase tendría que suceder algo inverosímil: que tanto Perú como Argentina cayeran en sus respectivos encuentros por siete o más goles.

Sea más o menos difícil obtener el billete a Rusia en función de cada una de estás posibilidades, lo cierto es que mucho más lo era en la noche de ayer antes de la disputa del choque. Primero, porque todo aquello que no fuese ganar les dejaba sin opciones; y segundo, por visitar a un combinado que solo había caído en casa una vez en toda la fase clasificatoria.

De esta forma, Paraguay aterrizaba en Barranquilla con el deseo y la obligación de traerse de vuelta los tres puntos. Tras una primera parte sin goles, hubo que esperar al minuto 78 para ver el primer gol del encuentro. Radamel Falcao, de vaselina, ponía el 1-0 en el marcador y clasificaba matemáticamente a Colombia para el Mundial.  Pero primero Cardozo, en el 88′, y posteriormente Tonny Sanabria, en el 92′, ambos aprovechando una mala atajada de Ospina, dieron la vuelta al resultado y firmaron el 1-2 definitivo.

Mucho le debe la selección paraguaya al delantero verdiblanco en la consecución de esta diana que le permite seguir viva antes de la disputa del último encuentro de clasificación. El de San Lorenzo nada tiene que ver con el de la temporada pasada y ya suma 5 tantos en un total de 7 partidos oficiales. Además, cada vez recuerda más al que deslumbró en el Sporting de Gijón hace dos campañas y que hizo que el Betis se fijara en él para abonar la cantidad de 7’5 millones de euros por su traspaso. Y es que todo parece indicar que el joven ariete continuará con esta racha positiva dado el gran estado de forma que ostenta, así como la confianza que ha depositado Quique Setién en él.

Deja un comentario