CRÓNICA| Real Betis 2-0 Alavés: El Betis vuelve a sonreir

Victoria del Real Betis en un partido donde el calor condicionó demasiado el juego de ambos equipos. El Alavés no pudo evitar la derrota. Sanabria, por quinta jornada consecutiva y Alexis en p.p. certificaron la victoria verdiblanca.

Primera parte espesa en el Benito Villamarín. El calor y la sensación de bochorno que había en el estadio provocó que los primeros minutos del partido fueran muy lentos, con un Betis que sin prisa quería empezar a tener la pelota para defender con ella mientras que al Alavés no le importaba replegarse atrás, pero sabiendo cuando presionar, ahogando incluso por momentos al Betis en la salida de balón desde atrás. Pero pronto el Betis iba a dar su primer zarpazo, cuando tras una buena jugada por banda derecha entre Campbell, Camarasa y Barragán, acaba con centro de éste que remata Sanabria de manera magistral y muy ajustado al palo largo, donde Pacheco fue imposible de llegar. Los verdiblancos se adelantaban en el partido y lo ponían de cara. Incluso pudo aumentar pronto la diferencia con una doble ocasión en sendos centros de Tosca que no encontraron rematador. Sin embargo, el Alavés reaccionó bien al gol y salió de la cueva, consiguiendo llegar al área de Adán con cierto peligro. La defensa comandada por Mandi y Amat estuvo muy seria y no concedió nada en los tres corners que logró sacar el equipo vitoriano.

Foto via Rafa Toro.

Terminado esos momentos de empuje, el Betis volvió a tener la posesión de balón y Javi García volvió a demostrar su peso en el mediocentro del equipo, liberando a Guardado con Camarasa de escudero. Campbell estuvo muy participativo aunque todavía se le ve algo lento, pero sin perder destellos de su calidad. El Betis dominó lo que quedaba de primera mitad aunque sin generar peligro. Solo un disparo de Joaquín que atrapó Pacheco sin prolemas y un sensacional pase de Guardado a Sanabria al que el paraguayo llega muy forzado y su disparo se marchó muy alto. Fue la última ocasión de los verdiblancos antes del descanso.

Al regreso de los vestuarios el guión fue muy parecido. El Alavés seguía replegado y ordenado en su campo ante un Betis que salió a seguir dominando y no perder el partido que de cara se le había puesto. Nada más empezar, tras botar un corner Guardado, el rechace le cae a Camarasa que empala y Pacheco evita el segundo con una sensacional demostración de reflejos. La réplica la tuvo el Alavés que despertó del letargo y gozó de una muy buena ocasión rondando el minuto 53, cuando Pedraza se metió hasta la cocina ante la cierta pasividad de la defensa y menos mal que Adán sacó la pierna y evitó el empate. Con muy poco asustaba el Alavés que volvió a obligar a Adán a esmerarse tras un cabezazo, aunque la jugada estaba invalidad. Los verdiblancos comenzaron a desesperar a su afición, pues estaba dejando demasiado margen a un endeblito Alavés, que llegaba ante Adán con demasiada facilidad para lo que estaba poniendo sobre el cesped.

Comenzó entonces Setién a mover el banquillo, dando entrada a Tello por Joel Campbell. El ex del Barça se mostró muy participativo y dio una buena ocasión para los verdiblancos pero su centro se marchó a corner. El Betis estaba muy espeso ante un Alavés que había ganando en intensidad y generaba cierto peligro. También dio entrada Setién a Fabián, en sustitución de Camarasa, muy cansando. El Betis no varió en ningún momento su idea ni su intensidad y como agua de mayo le vino un contragolpe entre Sanabria y Tello. El catalán intentó buscar al paraguayo en el segundo palo pero Alexis cortó, con la fortuna de que la pelota entró dentro de la portería haciendo el segundo para los verdiblancos. Toda una alegría para el respetable que estaba viendo como podían peligrar los tres puntos si el Alavés tuviera una con cierta fortuna. Tras el gol, Joaquín dejó su sitio en el campo a Boudebouz, que fue recibido entre aplausos y que apenas se mostró, pues entró con el partido totalmente finiquitado aunque pudo dejar una muestra de su calidad rondando el minuto 90, cuando Sanabria gozó de una buenísima ocasión para hacer el tercero pero Pacheco lo evitó. El franco argelino comandó la contra y regaló la asistencia al paraguayo pese a errar.

Al final, el Real Betis volvió a recuperar su condición de invicto en casa y vuelve a la senda de la victoria. Cumplió y se llevó los tres puntos en el bolsillo. Es el camino a seguir para un Betis que quiere dejar atrás los puestos de abajo.

Deja un comentario