Betis, Girona y un gol de Miki Roqué

Corría la jornada número ocho de aquella temporada 2010/11 con el Real Betis disputando la Segunda División. Un espigado defensa central tuvo la ocasión de ser titular en aquel partido en el por entonces Manuel Ruíz de Lopera, hoy Benito Villamarín. Camiseta RBB encima, un tal Miki Roqué salía al terreno de juego con la presión de debutar en el estadio de los colores que le habían dado la confianza y la oportunidad de jugar en España. Miki Roqué apenas había disputado 40 minutos en la primera jornada de Liga ante Las Palmas en territorio canario y este iba a serlo de titular recibiendo al Girona.

???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

El partido no pudo empezar peor. Al descanso, un gol de Moha adelantaba a los gerundenses y obligaba al Betis a remar y remontar el partido. Y no tardó mucho en poner la primera piedra. Cinco minutos después del inicio de la segunda mitad, un corner botado por Beñat es rematado en el primer palo de forma inapelable por Miki Roqué. El estadio rompió de alegría y se reflejó en la cara de Miki. Su rabia contenida, el momento deseado por todo aquel debutante. Que mejor manera de estrenarse en tal estadio que dando una alegría a tus aficionados y poniendo tu firma a un gol del Betis. Unos minutos más adelante, fue Chechu Dorado el que certificó la remontada con un gol de factura muy similar al del empate.

Aquel fue el primer gol de Miki Roqué con la camiseta del Real Betis, no el último, pues unos meses en adelante repetiría en un partido ante el Alcorcón. El resto de la historia ya la conocemos y la tenemos presente. Miki se hizo eterno y cada día es recordado en el Benito Villamarín, y la visita del Girona a Heliópolis sirve para recordad uno de los días más felices de su carrera deportiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.