PREVIA | UD Las Palmas – Real Betis: Renovarse o morir

El Real Betis visita este domingo el Estadio de Gran Canaria con el fin de sobreponerse al tremendo batacazo sufrido hace tres días en el duelo copero ante el Cádiz Club de Fútbol. El conjunto amarillo no solo ganó en el Villamarín y no solo remontó la eliminatoria tras el 1-2 favorable a los verdiblancos en el partido de ida, sino que además endosó a los de Quique Setién una ‘manita’ que ya está grabada a fuego en la historia negra del Club de las Trece Barras.

De la misma forma, el encuentro ante la Unión Deportiva Las Palmas se plantea casi como una final. La mala racha del cuadro heliopolitano ha tirado por la borda gran parte de las expectaciones que se generaron al comienzo de la temporada fruto de los resultados obtenidos y del buen juego practicado. Desde que aplastase al Levante en la sexta jornada de liga, el Betis no se encuentra. O por lo menos, no encuentra su mejor versión. Esa que le hizo encadenar tres triunfos consecutivos, victoria incluida en todo un Santiago Bernabéu, y escalar hasta el quinto puesto.

En las últimas jornadas se han conseguido solo 6 puntos de 21 posibles. Dicho de otra forma, una única victoria, en casa frente al Alavés; tres empates y tres derrotas. Además, la fragilidad defensiva es cada vez más notoria y eso bien lo confirman los 27 goles que se llevan ya encajados en los primeros trece choques disputados en este curso. Desde los años 60, el Betis no había recibido más goles a estas alturas de temporada. Por tanto, la situación es más que preocupante, y debe corregirse a la mayor brevedad posible. No ya solo por los pobres números cosechados en los últimos encuentros, sino porque la sangría de goles concedidos tiene que frenarse cuanto antes. El sonrojante 5-0 en Ipurúa ante un Eibar que solo había hecho seis goles en los once partidos anteriores hizo saltar las alarmas de algo que ya venía mirándose con lupa tras el 3-6 del Valencia, y el 3-5 sufrido el pasado jueves ante un equipo que en la categoría de Plata, aunque ocupe la cuarta posición, tiene una media de menos de un gol por partido no ha hecho sino corroborarlo de una forma más que patente.

Para el partido ante Las Palmas, deberá de sobreponerse a la baja de su máximo goleador. El paraguayo Tonny Sanabria permanecerá en el dique seco al menos dos meses tras ser operado en Barcelona. Por tanto, hasta el mes de enero Sergio León es el único referente en la punta del ataque. Por el contrario, Tello y Boudebouz están llamando a hacerse un sitio en el equipo titular dadas sus últimas buenas actuaciones. Además, vuelve Feddal a la convocatoria tras más de un mes y medio. Su lesión en el tendón de Aquiles le han tenido apartado de los terrenos de juego durante ese tiempo, y esto lo ha notado sobremanera el Betis. Sin el marroquí, se han encajado un total de dieciseis goles en siete partidos; solo ante el Alavés, consiguió dejar la portería a 0.

Enfrente estará un rival propicio para volver a sumar de tres. El conjunto canario no conoce la victoria en la competición doméstica desde la cuarta jornada de competición, allá por la mitad del mes de septiembre. Tras imponerse 1-0 al Athletic, perdieron los dos encuentros siguientes contra el Sevilla (1-0) y frente al Leganés (0-2), lo que provocó la dimisión de Manolo Márquez. El técnico catalán no se sentía lo suficientemente capacitado para llevar el rumbo de la nave amarilla y decidió abandonarla muy pronto. Pako Ayestarán le sucedió en el cargo y con él, el equipo ha terminado por hundirse. 6 derrotas consecutivas y un empate el pasado domingo en Anoeta ante la Real Sociedad que han llevado al cuadro isleño a ocupar la penúltima posición de la liga ha sido su bagaje como entrenador en Gran Canaria. Una victoria en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Deportivo (1-4), es lo único positivo que puede extraerse de su etapa al frente de Las Palmas. La derrota por 2-3 en el partido de vuelta, disputado el pasado miércoles, le valió al equipo para acceder a octavos, pero no a Ayestarán para continuar. Finalmente, el preparador vasco fue destituido, confirmándose lo que parecía un secreto a voces en las últimas semanas.

A la espera de contratar un nuevo técnico, hoy se sentará Paquito Ortiz en el banquillo local del Estadio de Gran Canaria. El que fuera jugador de Las Palmas desde 1992 hasta 2001 regresó este verano a la isla para ejercer las funciones de ayudante de entrenador. Los cambios en la parcela técnica le han obligado a que ejerza como técnico amarillo hasta que se contrate a un nuevo entrenador. Tras la negativa de Paco Jémez, libre tras abandonar el Cruz Azul mexicano hace unos días, todo parece indicar que Jorge Almirón será el sucesor de Pako Ayestarán. El argentino ha concluido su etapa en el Club Atlético Lanus y, tras conseguir hacerse con los títulos de Primera División argentina, Copa Bicentenario y Supercopa así como con el subcampeonato en la Copa Libertadores, quiere dar el salto a Europa y ve en Las Palmas una buena oportunidad para ello.

Además, el rival del Betis deberá hacer frente a la baja de Vitolo, lesionado ante el Deportivo. No estará tampoco, por lesión, Alen Halilovic. A la espera de que se dé a conocer la convocatoria, el ex del Sevilla y el croata serán los únicos jugadores de enjundia con los que no podrá contar Paquito Ortiz. Sí estarán otros hombres importantes, como Jonathan Viera, Tana, Aquilani o Rémy. Quizás por el hecho que supone normalmente cambiar de entrenador, Las Palmas puede afrontar el choque hoy de una forma totalmente diferente a la que lo ha venido haciendo en los últimos tiempos. Un equipo al que no le lleva saliendo nada desde hace ya bastantes jornadas y que se encuentra en una situación límite. Precisamente esa necesidad de ganar, sumado al cambio en el banquillo, puede reflejarse sobre el verde y haga que el equipo proponga algo distinto.

El de esta noche será un partido muy especial para Quique Setién, pues vuelve a la que fue su casa durante un año y medio. El santanderino arribó a Gran Canaria en octubre de 2015 en sustitución de Paco Herrera. Pronto consiguió transmitir sus ideales de juego al equipo, que realizó una memorable ascensión desde los puestos de descenso hasta la mitad de la tabla. En la pasada campaña, sin embargo, el club tomó un rumbo completamente inverso al de la campaña anterior. Y es que tras una primera vuelta muy meritoria, en la que llegó a ser líder, todo se truncó desde que Quique Setién anunciase que en mayo se marcharía en busca de otros retos. Un final de campaña desolador, con solo 4 puntos de los últimos 30 posibles -una victoria, un empate y ocho derrotas-, acercó a Las Palmas a los puestos de descenso, quedando éstos a ocho puntos al término de la temporada.

Precisamente en el último enfrentamiento entre estos dos equipos se produjo la única victoria de Las Palmas en los últimos diez partidos de la pasada liga. El conjunto amarillo se impuso por 4-1 ante un Betis todavía dirigido por Víctor Sánchez del Amo. Vicente Gómez, Kevin Prince-Boateng, Jonathan Viera y Jesé, de penalti, fueron los artífices de hacer posible esta goleada. Rafa Navarro, por su parte, tras un buen disparo a la escuadra, sería el encargado de hacer el gol del honor de los heliopolitanos. Un año antes, una diana de Willian José en el tiempo de añadido bastó para que Las Palmas se llevase el gato al agua contra el Betis.

No ha tenido suerte, desde luego, el cuadro verdiblanco en sus últimos choques en la isla de Gran Canaria. Y es que no gana allí en la máxima categoría desde hace treinta años. Fue en la temporada 1987/88, merced a los tantos de Gail y de Calleja, que hicieron inútil el gol conseguido por Narciso. En Segunda División, no obstante, venció por 0-3 -Jorge Molina, por partida doble, y Dani Ceballos- hace tres campañas.

Así, el Betis tratará de reencontrarse con la victoria esta noche tanto en Liga como en la isla. De hacerlo, no solo supondría un balón de oxígeno importante antes de recibir al Atlético de Madrid, sino que acabaría la jornada en séptima posición y empezaría a enterrar los fantasmas que han emergido, con toda la razón del mundo, tras los últimos enfrentamientos. Pero para ello, Quique Setién deberá probar cosas nuevas y dejar de aferrarse a una única idea de juego. Ésta le hizo enamorar en una primera instancia a todo el beticismo, pero también le ha hecho ser un equipo que concede muchísimo en defensa, y si los resultados no acompañan es evidente que hay que cambiar algo. Renovarse o morir, ya lo dijo un sabio. Veremos esta noche si el Betis introduce nuevos recursos. De hacerlo, no cabrá duda que, unido al fútbol alegre que propone el santanderino, será mucho más fácil sacar algo positivo del encuentro de hoy.

Deja un comentario