CRÓNICA| Sevilla FC 3-5 Real Betis: Los 5 Reyes Magos

Victoria y goleada del Real Betis en el Sánchez Pizjuán con un partido que se decantó para el que acertó más. Fabián, Feddal, Durmisi, Sergio León y Tello, los goleadores.

Que en un derbi haya un gol a los 22 segundos de encuentro, es algo que ya ha pasado. Pero que el gol sea del Betis, es noticia cuanto menos. Sacó el Sevilla de centro y el Betis parecía confiado en que ese gol iba a llegar. Presionó mucho arriba para que Lenglet no acertara a dar el balonazo. La pelota rechaza en Fabián y entre Guardado y Boudebouz se hacen con la pelota, le cae entonces al canterano Fabián que esquiva a un par de jugadores locales y después de hacerse el hueco, se inventa un zurdazo para marcar en la portería de Sergio Rico. Locura verdiblanca que seguramente pillara desprevenido a más de uno. Fue entonces el Sevilla el que despertó y buscó con corazón el área del Betis, que peligrosamente se echó atrás y paso más de un apuro atrás hasta que en el minuto 13, una falta botada desde la banda izquierda del ataque sevillista la remata Ben Yedder a espaldas de la defensa y con algo de fortuna entra en la portería. El Sevilla empataba merecidamente el encuentro después de hacer todo lo posible por enmendar el gol inicial. Pero cosas del futbol, fueron los visitantes los que tuvieron la personalidad de tener la pelota y comenzar a hacer su juego. Barragán tuvo que ser sustituido por Francis por lesión. Javi García, Guardado y Fabián, sobre todo Fabián, cogieron la batuta del partido y dominaron la posesión con destreza, aunque el Sevilla lo tenía demasiado facil para sorprender por banda, con un Durmisi que lo ponía demasiado fácil. Navas y Nolito, de lo mejor de los locales. El Betis, sim embargo, volvería a encontrar premio en una falta lateral botada por Joaquín y que Feddal remata a la perfección llegando desde atrás. Los verdiblancos volvían a adelantarse y durante unos minutos dejaron muy tocado al Sevilla, al que le costó volver al partido. Sim embargo, de nuevo una jugada después de una falta a favor de los rojiblancos acabó con un remate como pudo de Kjaer que se benefició de la mala salida de Adán para poner el balón en direcció a la portería. El Sevilla volvía a empatar y fue dueño y señor del partido hasta el descanso, gozando de claridad de cara a llegar al área generando muchos problemas en la defensa verdiblanca.

ds4ka2xwsaacfnbEn la segunda parte, el ritmo bajó con respecto a la segunda parte, pero solo era anticipo de una locura aun mayor. Tanto Sevilla como Betis pusieron en juego sus armas y su igualdadsobre el cesped. El Sevilla impuso su doctrina con el apoyo de su afición para ir a por el partido, cada jugada por banda era una ocasión clara ante una defensa que concedía demasiado en cada balón por alto. El Sevilla coqueteó con el gol en varias ocasiones, pero los minutos pasaban a favor del Betis que se defendía con personalidad. Y todo cambió en un minuto. Los verdiblancos, al más puro estilo Setién, encontraron el gol después de una larga jugada de combinación que acabó con un centro de Boudebouz al segundo palo para que Durmisi sorprendiera a la espalda de la defensa y anotar el gol que celebró como el que más después de un partido donde sufrió demasiado. El Sevilla quedó muy tocado tras el gol, tanto que en la siguiente jugada, de una contra, un balón filtrado entre la defensa lo aprovecha Sergio León para con un toque, acunar la pelota para que entrara llorando en la portería y crear el delirio en la grada verdiblanca.

Pero el partido no acabó ahí. Si algo tiene el Betis y los derbis es que ningún resultado es definitivo y el Sevilla tuvo la convicción para ir a por el partido pese a los dos goles de desventaja y encontró pronto el premio, de nuevo con otro balón colgado de falta que remató el jugador sevillista ante la pasividad defensiva una vez más. Entonces el partido se calmó, como si el gol del empate fuera a llegar tarde o temprano, pero el Betis no dejó de lado su personalidad para presionar arriba e intentar tener la pelota ante un Sevilla que coqueteaba con el paso de los minutos y  provocó algunas tanganas después de las pérdidas de tiempo del Betis que quería que se acabara pronto el partido. Fabián tuvo que ser sustituido por lesión, y anteriormente fue Tello quién entró en el lugar de Joaquín. Con los minutos finales acechando, el Sevilla se volcó en el área bético y el larguero evitó el gol de N’zonzí. El Betis dio el lógico paso atrás para defender como gato panza arriba y los 5 minutos de añadido fueron un mundo. Pero en los últimos 20 segundos, una falta botada al área del Betis lo saca la defensa y monta el contragolpe, Tello cabalga desde su campo y tiene fuerzas para batir a Sergio Rico por quinta vez en el partido y ponerle el broche de oro al final del partido.

El Betis vuelve al sendero de la victoria, de la confianza, y de la efectividad con 5 goles de 5 jugadores diferentes.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.