Setién: “Vamos por un camino extraordinario”

El técnico del Real Betis, Quique Setién, ha pasado este mediodía por sala de prensa para analizar el próximo partido de su equipo, que será el lunes ante el Celta de Vigo.

Setién ha comenzado la rueda de prensa hablando del próximo rival: “Está claro que el Celta es uno de los equipos que más se puede identificar con la manera que tenemos nosotros de jugar. Lo hace de una forma bastante similar, aunque quizás con unos matices diferentes. Más o menos su idea es la misma que la nuestra en cuanto a tratar de tener el balón y conservarlo. Tiene jugadores muy buenos y lleva una buena progresión. Quizás el hecho de participar el año pasado en competición europea no le permitió estar más arriba en la tabla clasificatoria. Este último año y el anterior ha tenido una progresión importante. Es un equipo con un planteamiento que me gusta mucho, ya me gustaba con Berizzo y me sigue gustando con Unzúe. Nos va a plantear muchos problemas, no sé si tantos como el Barça pero tiene registros que son difíciles de controlar y jugadores de mucha calidad. Trataremos de complicarles las cosas y tener nuestra personalidad para hacer las cosas que sabemos hacer. Vamos a ver si les podemos contrarrestar su fútbol y la apuesta que tienen. Seguramente veremos un partido entretenido, con alternativas y abierto para los dos”.

Por otro lado, ha sido preguntado por la derrota frente al FC Barcelona: “Fue un resultado abultado para los merecimientos de uno y otro equipo. Tuvimos 60 minutos muy buenos contra el Barça, aunque es verdad que en los últimos 30 el equipo no supo encajar sobre todo los dos primeros goles. Se descolocó bastante a raíz de eso, pero el equipo jugó muchos minutos a un nivel con el que estoy encantado. Cuando mejor estuvimos fue en los primeros 15 minutos de la segunda parte, donde conseguimos sobreponernos bien tras el descanso porque en la última fase del primer tiempo el Barça nos controló bastante el espacio y el balón. Ahí no nos creó muchas opciones y estábamos muy bien. Tuvimos opciones claras en la primera parte que solo dependían de un pase para habernos quedado solos delante del portero. Es verdad que ese pase no pudimos darlo con eficacia porque los defensas nos lo cortaron, pero el compromiso en el que pusimos a este equipo fue extraordinario. Luego hay otros factores que contemplamos y que siempre tratamos de corregir. Por ejemplo, sabemos que encajamos muchos goles. Llevamos 41 goles en contra y el otro día nos hicieron 5 más, pero también valoro el hecho de que solamente en 4 partidos hemos encajado 20 de esos goles. En los 16 partidos restantes hemos encajado 21. Es un dato a tener en cuenta porque en el resto de partidos llevamos una media extraordinaria. Es cierto que esos goles encajados en 4 partidos son muchos, pero incluso en esos 4 encuentros conseguimos hacer un punto. Al final también hay muchos equipos como el Celta que habiendo encajado 28 goles en contra y metido 35, solamente tienen un punto más que nosotros. Esta es nuestra realidad, hay momentos y situaciones en las que tratamos de trabajar y ser mucho más consistentes en defensa. Tratamos de que haya una implicación mucho más exigente en el trabajo defensivo de todo el equipo. Esto no es una cuestión de la defensa sino del trabajo de todo el equipo.  El Barça, que es un equipo que siempre genera muchas situaciones de gol, prácticamente no generó ninguna el otro día en la primera parte salvo un disparo de Messi, al que no podemos controlar ni hablar mucho de él porque es diferente. Todos los partidos remata al menos 8 veces, no solo a nosotros sino a todos. Cuando hemos estado muy atentos, concentrados y comprometidos en ese sentido hemos conseguido defender un poco mejor. Esta lectura la hacemos continuamente y tratamos de mejorar. Nos cuesta y por supuesto que me preocupa, pero hay otras cosas mucho más importantes. El otro día intentamos dar 4 pases fáciles de finalización que eran fáciles y habríamos dejado solo al compañero. Era solo eso, la posibilidad de tener un mano se produjo en 4 ocasiones el otro día y no conseguimos dar ese pase porque el defensa nos lo interceptó. Le doy más importancia a veces a estas situaciones y le echo la culpa al jugador que falla ese pase. A veces no nos fijamos nada más que en los de atrás. También cometen sus errores, pero tan importante es una cosa como la otra. De esas 4 acciones seguro que alguna habríamos metido como hemos hecho otras veces. Son datos que me gustaría que se analizaran con la objetividad conveniente y precisa porque no es todo ni es nada. El fútbol tiene estas cosas que habría que tener en cuenta. Son factores a los que les prestamos atención y que nos vendrían muy bien para mejorar”.

rueda_setien_previa_eibar_1-jpg-950x600_q85_crop-centerSetién también ha comentado como es el estado anímico de la plantilla después de esa derrota:”Los futbolistas, la afición, yo mismo… todos nos generamos unas expectativas cuando crees que has dado un paso importante después de ganar un partido complicadísimo como el derbi y superar a un rival que tampoco era nada fácil como el Leganés. Uno interiormente se genera unas expectativas. Esa ilusión genera un entusiasmo con el que crees que vas a poder con todo y luego resultad que la realidad es bien diferente. Desgraciadamente no estamos teniendo la capacidad para mantenernos ahí estable y nos cuesta una barbaridad ganar cada partido. Nos pasan cosas como las del otro día, en el que pensábamos que podíamos ganar al mejor equipo del mundo y luego nos mete 5. Eso te genera una insatisfacción y un decaimiento al que hay que sobreponerse. Los futbolistas estaban un poco afectados porque todos creíamos que podíamos sacar el partido adelante y luego la realidad es otra. A esto cuesta sobreponerse, los jugadores estaban viendo la posibilidad de dar ese paso que parece pequeño pero que te permite estar ahí arriba. Si somos un poco objetivos y analizamos las cosas con un poco de perspectiva y no solo de resultado en resultado, vemos desde mi humilde opinión que estamos haciendo bien las cosas. Estamos en una situación muy buena en cuanto a que llevamos muy poco tiempo trabajando con este sistema y esta forma de entender el fútbol con muchos jugadores nuevos. Un proyecto de estos tarda en consolidarse, pero  estamos viendo la capacidad que tienen todos los futbolistas para adaptarse a todo lo que les propones. Si me pedís una opinión de cómo está el equipo ahora y cómo vamos, veo desde una perspectiva de futuro a largo plazo que vamos por un camino extraordinario. Tenemos que aceptar y entender las frustraciones del momento, que te metan 5 y la gente salga cabreada del campo, pero también pido un poco de comprensión para la situación que nos toca vivir en cuanto a lesiones o momentos de los jugadores. Hay muchas cosas que tratamos de controlar y que solo lo podemos hacer en una pequeña medida”.

¿Tiene ganas de volver al banquillo?: “Tengo ganas desde el primer día. Si hubiésemos ganado al Barça igual seguiría en la grada porque entonces ya sabríamos dónde están los males cuando no ganamos -risas-. Entre Eder Sarabia, Marcos Álvarez y Fran Soto lo hacen muy bien. A veces puedo pensar que da igual que esté yo o ellos, tienen las mismas ideas que tengo yo y más o menos vemos el fútbol de la misma manera. Muchas de las cosas que se pueden modificar desde el banquillo se pueden hacer desde la grada. Tenía muchas ganas de volver, me gusta estar en el césped y poder entrar al vestuario y comunicarme con los futbolistas. Eso no le he podido hacer, pero hemos visto que mis compañeros tienen mucha capacidad. Fran Soto por ejemplo lleva muchos años conmigo para saber lo que pienso o lo que se me pasa por la cabeza. Cualquier cosas que haya que transmitir lo pueden hacer”.

¿Se controlará más?: “A veces no es fácil de controlar. Llevo meditando un tiempo salir con un esparadrapo y los brazos amarrados una silla para sentarme diciéndoles a mis jugadores lo que pueda para que los árbitros no se ofendan”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.