Problemas en la retaguardia

El Real Betis sumó en el día de ayer tres puntos vitales para seguir en la lucha por los puestos europeos. Una victoria que llena de moral a la parroquia verdiblanca que vio como su equipo una vez más daba motivos para creer en él.

Sin embargo, los tres puntos cosechados en el Benito Villamarín ante el Villarreal dejaron un mal sabor de boca tras conocer el alcance de la lesión de Zou Feddal. El central marroquí del Real Betis dijo ayer adiós a la temporada tras sufrir una rotura del tendón de Aquiles. Una lesión que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego unos seis meses. Una baja muy importante para el técnico verdiblanco Quique Setién, que ha visto como en poco tiempo perdía a su máximo realizador, Tonny Sanabria, y a su baluarte en la zaga verdiblanca.

A las bajas de Sanabria, Feddal y Campbell, se les une la de Antonio Barragán que tampoco estará disponible para el choque ante el Deportivo de la Coruña. El lateral bético vio la quinta amarilla y no podrá jugar el próximo lunes contra su ex-equipo en Riazor.

Quique Setién, por lo tanto, deberá de buscar fórmulas para recomponer una línea que se encuentra bajo mínimos. El cántabro tendrá que pensar si mantiene la línea de tres centrales que tan buen rédito le ha dado ante el Villarreal, o volver a la formación original con cuatro defensas. Si mantiene el sistema utilizado ayer, el gran beneficiado podría ser Jordi Amat por su salida de balón, aunque la opción de Javi García por sus centímetros y contundencia también podría ser factible. Por otra parte, también tendrá que buscar un sustituto para Antonio Barragán en el lateral derecho. El canterano Francis Guerrero o el franco-argelino Aïssa Mandi se postulan como los posibles recambios en el carril diestro, aunque la opción del malagueño sería la más factible.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.