Joaquín y su posibilidad de ir a la Selección: “Sería la guinda del pastel”

El Real Betis tiene en su mano la posibilidad de ser equipo de Europa League la temporada que viene. Los verdiblancos están a tan solo cuatro puntos de certificar su posición europea, en una temporada en la que Joaquín Sánchez se ha erigido como el buque insignia del cuadro de Quique Setién. Con 36 años, el portuense se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera y no descarta la posibilidad de ser llamado por la Selección española una última vez. “Sería la guinda al pastel de una gran temporada. No es fácil. Es complicado pero siempre pienso, para venirme arriba, que hace poco estuvo Villa con la selección y ha ido Aduriz. Si lo miramos por ahí tengo mis posibilidades. Sé perfectamente que es complicado porque en la selección hay grandísimos jugadores y uno siempre sueña con volver. Si cae el premio seré el hombre más feliz del mundo”, relataba el portuense.

En una entrevista concedida a los compañeros de El Pelotazo de Canal Sur Radio, Joaquín hizo referencia  a los cantos de sirena que llegan desde territorio asiático, aunque el mismo apuesta por su continuidad en el equipo de sus amores. “Yo a China no me voy, no, no. Por ahora, no. Afortunadamente renové dos años y estoy súper feliz por muchas cosas. Porque me sigo sintiendo importante y no soy ningún niño pero puedo disfrutar del fútbol y de lo que me hace feliz. Tengo un entrenador que me entiende a la perfección, me ha dado una vida inmensa en el campo y me ha comprendido desde el primer minuto. El mérito es mío y colectivo porque si yo no estuviera no me va a poner. Estoy satisfecho y contento por seguir y poder ayudar, tengo dos años por delante y quiero seguir disfrutando al máximo”, afirmaba.

También, fue cuestionado por la simpatía y el cariño que despierta allá por donde va. El pasado domingo fue ovacionado en el Wanda Metropolitano tras ingresar en el terreno de juego. Un hecho no demasiado común en el mundo del fútbol, aunque para el del Puerto de Santa María se ha convertido en una tónica habitual en las últimas temporadas: “Es bonito, en el campo del Atlético me pegaron una ovación increíble. Curro Picchi (empleado del club) me dijo ‘¿has escuchado la ovación que te han dado? Eso nada más que se la dan a los más grandes’.

Sin embargo, el ser tan carismático y querido por todos,  a veces juega malas pasadas. A pesar de ello, el portuense prefiere ser relevante y conocido a ser uno más. “Vivimos en un mundo complicado con muchos compromisos e ir por la calle, en la Feria por ejemplo no podía ni tomarme una copa de rebujito, no es fácil. Y todos los días 350 vídeos para diferentes compromisos. Si puedo lo hago encantado porque no hay mayor satisfacción que recibir el cariño y el respeto de la gente. A veces te quieres quitar pero yo lo prefiero a pasear por la calle y que no te conozcan”, finalizaba el gaditano.

Deja un comentario