El Real Betis Féminas cae apeado de la Copa de la Reina de la manera más injusta

Fútbol y justicia casi nunca van cogidos de la mano y el Real Betis Féminas lo ha sufrido en sus carnes en esta edición de la Copa de la Reina, donde debutaba por primera vez en su Historia en su segundo año en la élite, un año histórico que debe primar sobre todas las cosas.

El partido de ida ya aseguró lo que iba a ocurrir, pues el Betis acabó perdiendo por un gol en las postrimerías del partido después de dominar y someter a las tinerfeñas durante gran parte del encuentro, pero la poca efectividad condenó al conjunto entrenado por Maria Pry. Pero todo fue más duro en el partido de anoche. El Real Betis Féminas llegaba con la moral por las nubes, pues pese a necesitar dos goles, la ilusión marcó el primero en los días previos al encuentro. Pero sobre el cesped no fue así. El Granadilla Egatesa logró adelantarse pronto y poner patas arriba la eliminatoria, aunque a las verdiblancas le seguían valiendo dos goles. El partido estuvo muy competido hasta el descanso, aunque sin apenas ocasiones en ambas áreas.

En la segunda parte, el Betis salió más dominante. Apostando por el flujo de la posesión, rápido y de banda a banda, pasando todo por Rosa Márquez, la batuta de este equipo y que está llamada a ser una de las grandes jugadoras españolas. Paula Moreno puso algo de justicia en el partido, anotando el gol del empate, su enésimo gol con esa camiseta. El Betis entonces metió al Granadilla en su campo y vivió los dos momentos más complicados del partido, primero al ver como un claro penalti se iba al limbo, y segundo cuando se le anuló un gol por dudoso fuera de juego. Las guerreras no se vinieron abajo y siguieron exigiendo y mucho a la defensa tinerfeña, sobre todo en las botas de Yiyi cuando un trayazo desde fuera del área hizo volar a la guardameta local que evitó el gol bético. Con las verdiblancas volcadas, sacando corners, botando faltas al área y mandando al limbo las ocasiones en los minutos finales, un contragolpe acabó por sentenciar la eliminatoria pues la aprovechó el Granadilla en el corner que sacó para rematar la faena y sacarse el billete para las semifinales.

El Betis Féminas cayó con orgullo y con el honor de haber disfrutado y hecho disfrutar a la afición bética con una temporada sensacional y que debe ser el punto de inflexión para el futuro de esta entidad.

Deja un comentario