CRÓNICA| Real Betis Fútsal 2-6 UMA Antequera: No dio ‘UMA’

Derrota del Real Betis Fútsal en el primer partido de la final de los play offs de ascenso ante la UMA Antequera, que tuvo el partido de cara, la efectividad en ataque y el cerrojo en la portería.

Un partido que comienza con un gol en contra a los 18″ no augura nada bueno. Y así fue. El Betis Fútsal dio la sensación de empezar tarde el partido, aunque hay que dice que todavía se está esperando a que aparezca por Amate. Un Amate a reventar, donde las gradas de animación hicieron un recibimiento de campeones al equipo verdiblanco a su llegada al pabellón, pero se cumplió el guión de que la UMA Antequera es la oveja negra de este Betis y le tiene la medida pillada. Con el 0-1 el Betis pareció irse entonando poco a poco, llegando a estrellar Raúl Gómez un balón en el larguero, pero de nuevo la suerte se posó del lado antequerano e hizo Óscar el segundo a los 8 minutos. Los de Daniel Ibañes tuvieron entonces los mejores momentos del partido, con posesión y llegada, pero estrellándose una y otra vez con el guardameta Conejo que se erigió como el heroe de la noche, desbaratando todas y cada una de las llegadas del conjunto verdiblanco. Entonces el Betis pasó a jugar con portero jugador y perdió ese dominio, pese a jugar con uno más y a dos minutos del final, la UMA aprovechó un rechace en el área para hacer el tercero, y casi sin tiempo para asimilarlo, marcó el cuarto al filo del descanso. Demasiado castigo para un Betis que al menos encontró el consuelo de marcar antes de la pausa y ponerle algo de emoción a la segunda mitad.

Al inicio de la segunda mitad, el Betis salió con más control sobre el partido, alejando a la UMA de su portería, que se refugiaba en su área manteniendo una sensacional defensa y permitiendo muy pocas llegadas de los verdiblancos, que para colmo, en casa grieta del muro aparecía imponente el guardameta para evitar las ilusiones de Amate. Pero eso no fue así siempre. Con portero jugador, que esta vez si dio resultado, Raúl Gómez aprovechó un pase al centro para sorprender a la defensa y anotar el segundo. Amate despertó y alentó a su equipo en busca de una remontada que debía ser épica. Pero UMA no se bajó del pedestal. Siguió muy afanado en defensa, presionando en momentos claves y desbaratando cada disparo a puerta. Para colmo, se cargó de faltas muy pronto y supo vivir en el filo de la sexta falta y sobrevivir sin necesidad de hacerla y exponerse al doble penalti.

Además, demasiado pronto la UMA tuvo la oportunidad para aprovechar la portería vacía de un Betis volcado y que le regaló la pelota en un fallo garrafal en ataque. El partido con el 2-5 se apagó, y mucho más con el 2-6 cuando de nuevo la fortuna le sonrió a los malagueños cuando un despeje defensivo se acaba colando en la portería vacía.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.