CRÓNICA| UMA Antequera 4-1 Real Betis Fútsal: Demasiado castigo a un temporadón

El Real Betis Fútsal se queda a las puertas del ascenso tras perder el segundo partido de la fase final en favor de una UMA Antequera que regresa a la élite tras una eliminatoria con todo de cara.

El duelo de hoy en el Fernando Argüelles arrancó muy igualado, algo impreciso y con mucho respeto por parte de ambos contendientes. Pero UMA Antequera, casi en su primera llegada clara, se adelantaba en el electrónico. Miguel Fernández se escapaba de la vigilancia de Bellvert y asistía a Nacho Caballero, que marcaba casi a placer llegando como un tiro desde atrás. Era el minuto 5 de partido.

Los verdiblancos intentaron reaccionar e incluso tuvieron el empate en un mano a mano de Eric Pérez ante Cone. El disparo mordido del catalán se perdió a la izquierda del meta local. Acto seguido, Raúl Gómez lo intentó en una acción personal que acabó en una caída del manchego en el área. Pero del 1-1 se pasó en un visto y no visto al 2-0. Genialidad de Nacho Caballero y gol de Dani Ramos. Minuto 12 y partido muy cuesta arriba.

Pero el daño iba a ser mayor un minuto más tarde tras un error en la salida de balón. Juanra recuperó muy arriba, se plantó ante Raúl Jiménez y no perdonó ante el meta bético (13’). La falta de contundencia atrás volvía a costar muy caro al equipo bético. El roto pudo ser mayor antes del descanso. Daniel Ibañes apostó  por portero jugador y UMA Antequera aprovechó esta circunstancia para estrellar un balón en el larguero tras un disparo desde su propio campo de Crispi.

La segunda parte devolvió la esperanza al Betis Futsal con el golazo de Raúl Gómez. El albaceteño se sacó un excepcional zurdazo que superaba a Cone por alto. El gol metía de nuevo en el duelo a los verdiblancos con más de quince minutos por delante. Chano lo intentó apenas unos segundos después con un duro disparo que sacó el buen portero local.

A ocho minutos del final Daniel Ibañes se la volvió a jugar con portero jugador. Pero la fatalidad acompañó a los verdiblancos. Y es que Raúl Gómez tuvo que derribar a un jugador rival que se marchaba en solitario hacia la portería bética. Roja directa. Los verdiblancos, pese a todo, aguantaron el acoso local hasta recuperar la igualdad numérica.

Y ejercieron una enorme presión en los últimos cinco minutos de partido con un aluvión de ocasiones. Parecía increíble que el balón no entrara, en especial con una ocasión de Ivi que llegó a tocar en el larguero y el palo. Ya a 37 segundos del final Alberto Baena ‘Cala’ acababa sentenciando el duelo a portería vacía. Era el epílogo de una temporada en la que el equipo ha dado un paso adelante e incluso soñó con el ascenso, pero finalmente no pudo ser. Tocará intentarlo la próxima temporada.

Deja un comentario