Fabián : ” No se puede expresar con palabras lo que significa ser del Betis”

La etapa de Fabián en el Real Betis ha llegado a su fin, por ahora. En su despedida, el jugador de Los Palacios ha concedido una entrevista a los medios del club donde hace un repaso a toda su carrera deportiva y habla del momento de dejar el Betis:

“El Betis para mí es todo. Es lo que me ha dado toda mi carrera, toda mi vida. Dar las gracias al Betis. Cambio ahora de aires, pero ese sentimiento siempre lo voy a llevar dentro y siempre voy a ser bético. No se puede expresar con palabras lo que significa ser del Betis. Hay que vivirlo, hay que sentirlo. Es lo más importante que me ha dado”.

En cuanto al cambio de aires, esto dice Fabián:  “Bonitos recuerdos y un poco triste ahora. Esto me ha dado muchas alegrías. Todos los días venía a entrenar y a disfrutar con mi equipo y ahora lo estoy pisando para despedirme. Creo que es un momento triste, pero es mi casa y algún día volveré a pisarla. Este césped y esta ciudad deportiva nunca se me olvidarán porque solamente me traen bonitos recuerdos”.

¿Cómo fue el momento de dejar el club de su vida? : “Ha sido la decisión más difícil de mi carrera porque ya sabemos que soy muy bético. Este año han pasado muchas cosas buenas y era difícil dejar mi club de siempre, que me ha enseñado muchísimas cosas y me ha hecho futbolista. Creía que era una oportunidad muy buena, pero esto no significa que no pueda volver más, porque esta es mi casa y así me lo han demostrado todos los béticos y la gente de arriba. Eso para mí es muy importante, que me hayan dado ese cariño, porque para mí ha sido muy difícil y es de admirar”.

Tras ocho años en el club, decide marchar:  “Consciente no soy. De pequeño solía venir aquí a divertirme, a pasármelo bien con mis compañeros y a disfrutar del Betis. Eso era lo más bonito, poder jugar en el Betis de pequeño. Ha sido un crecimiento en el que he pasado baches malos, épocas en las que he sufrido mucho, pero me quedo con lo bonito, que he vivido muchísimas cosas bonitas. Desde los ocho años, todos los partidos y alegrías que me he llevado con este escudo y más en el primer equipo como este año. Lo mejor que le puede pasar a un bético es ser querido por la afición, por toda la gente del club. Al final, es lo que me llevo, el cariño que me han demostrado en este tiempo. No ha sido fácil, me ha costado mucho dar este paso y he visto mucho apoyo. Para mí, eso es lo más importante que me llevo y es lo más bonito que un jugador puede sentir”.

Deja un comentario