CRÓNICA| Real Betis 1-1 Sporting de Braga: El Betis “sobrevive” a la batalla del Braga

Bochornosa imagen de un Sporting de Braga que terminó el partido con 8 jugadores sobre el campo tras las expulsiónes de tres jugadores, dos de ellos en el minuto 81 tras una tangana. El Betis logró empatar gracias a un golazo de falta directa de Tello.

Nada hacía presagiar que el Sporting de Braga iba a proponer tan lamentable partido. Todo parecía que iba a ser un partido de preparación más, donde Setién probara cosas, como por ejemplo el 4-4-2 inicial con jugadores como Tosca y Brasanac en el XI inicial. A los 12 minutos Sanabria dio el susto y fue sustituido al notar una molestias en la rodilla, que una vez sometido a pruebas médicas no reviste gravedad. El Betis propuso su partido, con la pelota a su disposición y ante un Braga con las ideas muy claras, encerrado atrás e intentado aprovechar sus oportunidades. Fue en una de esas, a balón parado cuando Paulinho remata de cabeza solo tras un despiste defensivo. Pero el partido comenzó a torcerse al filo del descanso cuando Bruno Viana fue expulsado al ver la segunda amarilla. En las protestas posteriores el entrenador portugués también fue expulsado.

Tras el descanso, arrancó la segunda parte con cambio radical en el XI del Betis. Setién dio paso a jugadores Álex Alegría, Boudebouz, Tello, Kaptoum o Julio Gracia, y los verdiblancos tuvieron más la pelota, aprovechando que el Braga estaba encerrado atrás con un jugador menos. El Betis notaba la falta de ideas en línea de 3/4 pero tenía un ritmo alto de partido, aunque eso provocara tantas pérdidas como recuperaciones. Finalmente, los verdiblancos encontraron el empate gracias a un golazo de falta directa de Tello. El empate provocó que el Braga saliera de su cueva y apretara un poco los tornillos a un Betis que lo pasó mal en defensa, sobre todo en un triple ocasión fallida de los portugueses por culpa del palo y la parada de Pau López. Kaptoum también gozó de una buena ocasión en el mano a mano pero se durmió ante el portero.

Pero el partido cambió radicalmente en una jugada en la que los portugueses pidieron penalti en su favor. El colegiado Gil Manzano esperó a la consulta del VAR y no concedió la pena máxima, lo que provocó el enfado generalizo de los jugadores del Braga sobre el cesped y en el banquillo. Pocos minutos después, todo estalló por los aires cuando Kaptoum se marcha de la presión de dos jugadores con caño incluido y uno de ellos le da una tremenda patada sin balón. El colegiado lo expulsa con roja directa y las protestas de jugadores y cuerpo técnico fueron tales que la Policía Nacional tuvo que saltar al cesped. En las protestas, otro jugador fue expulsado por algo que le diría a Gil Manzano, y parte del cuerpo técnico saltó al cesped para pedir que sus jugadores se retiraran. Se vivieron momentos confusos, con los jugadores portugueses sin saber que hacer, el cuerpo técnico sobre el cesped intentando llevarse a sus jugadores y los del Betis queriendo terminar el partido. Finalmente y tras 6 minutos de parón, el partido continuó y a los dos minutos, cuando el reloj del colegiado marcó el 90′, Gil Manzano cortó por lo sano y pitó el final del partido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.