De Lolo Reyes a William Carvalho: Las diferencias entre un EuroBetis y otro

17 de julio de 2018. Llega al Benito Villamarín William Carvalho, flamante fichaje del Real Betis Balompié y ancla para el EuroBetis de Quique Setién, que tras terminar la temporada pasada en 6ª posición y maravillar a propios y ajenos con su fútbol de buen gusto y valentía, ahora quiere mejorarse a sí mismo y, porque no, soñar con algún título. Hace cinco años, en aquel verano de 2013, el Betis de Pepe Mel se preparaba par volver a Europa tras una temporada donde el equipo se había aupado hasta la 7ª plaza en su segundo año en Primera tras el descenso de 2010, y se reforzó para la medular con un chileno llamado Lolo Reyes.

realbetisAquel también fue EuroBetis, pero muy diferente al actual aunque todavía no lo hayamos visto en escena y cualquier mira de futuro será ficción. Pero las diferencias son claras. Aquel Betis se clasificó para Europa tras una temporada con luces y sombras, con un gran arranque de año pues estuvo coqueteando con plaza Champions algo más de media temporada, hasta que en la jornada 25, tras cuatro jornadas consecutivas sin ganar y solo una victoria en seis encuentros, cayera hasta la 7ª plaza donde aguantó hasta final de temporada. Pero la ilusión floreció por La Palmera, pues el sueño de volver a Europa se había cumplido. Junto a ello, un presidente, Miguel Guillén, admitiendo que el objetivo de la nueva temporada sería volver a Europa, y para ello se ficharon jugadores como el citado Lolo Reyes, Didac Vila, Verdú, Juanfran, Xavi Torres, Jordi Figueras, Chuli, Cedrick, Renella y algunos desconocidos como los porteros Andersen y Guillermos Sara, el uruguayo Braian Rodríguez o el alemán Steinhöfer.

Aquel Betis todos sabemos como acabó, no hace falta recordarlo. Pero a años vista no parece tan descabellado que aquel fatídico final ocurriera. El miedo está ahí, la sensación de alerta, el conocer la historia casi tradicional de este club tanto en lo bueno como en lo malo. Pero la situación es muy diferente ahora. El Betis de hoy no es más que la línea continuista de un proyecto afianzado y con basamentos lo suficientemente fuertes como para soportar el primer terremoto que llegue, lo ha demostrado. A los Mandi, Bartra, Javi García, Guardado, Boudebouz y Tello hay que sumarle, por el momento, a Pau López, Joel Robles, Willian Carvalho, Canales e Inuí. Además, al desparpajo y calidad demostrados por canteranos como Francis, Junior y Loren Morón.

El miedo esta ahí. Entre la ilusión y las ganas y el deseo de disfrutar sin mirar hacia abajo, sin pensar en nada más que en Betis y sin preocupaciones ni viejos fantasmas. Las bases están puestas, los cimientos reforzados, Don Lorenzo trabajando y el Betis más de los béticos que nunca. Quien diga que hay riesgo de irse a Segunda, miente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.